null: nullpx
Religión

Se convirtió en cura aunque está casado y tiene cinco hijas

Drake McCalister, de 50 años de edad, fue ordenado sacerdote y podrá oficiar misa. Sus superiores en la Iglesia Católica encontraron una buena razón para exonerarlo del celibato.
17 Jul 2019 – 12:30 PM EDT

Drake McCalister, de 50 años de edad, casado y con cinco hijas se ha convertido en sacerdote de la Iglesia Católica luego de 10 años de estudios y preparación.

McCalister fue diácono durante varios años y recibió un permiso del monseñor Jeffrey Marc Monforton, de la Diócesis de Steubenville (Ohio), para ser ordenado sin la obligación de cumplir el celibato y la soltería.

Un sacerdote casado y con hijos es algo poco frecuente. Pero cuando se trata de alguien que fue un ministro anglicano o episcopal -credos que permiten el matrimonio a sus sacerdotes- las autoridades católicas analizan su situación y lo permiten si lo consideran adecuado.

McCalister inició su ministerio en California a los 20 años de edad. De haber profesado la religión católica hubiera se habría convertido en sacerdote y no se hubiera casado, pero como no lo era tomó otro camino. "Continué con mi vida, me casé y tuve algunos hijos", aseguró.

El nuevo cura reconoció que EWTN, una cadena de televisión católica con sede en Alabama, fue fundamental para su conversión. “Cuanto más escuchaba, más me sentía atraído por la Iglesia Católica. Comencé a hacer mi propia investigación, leyendo documentos de la Iglesia, de Padres de la Iglesia y escritos de los Papas y los Santos”, dijo en una entrevista con el portal CNA.

“Me interesaba menos lo que la gente tenía que decir sobre el catolicismo que lo que el catolicismo decía de sí mismo en los documentos oficiales y en la historia de la Iglesia”, contó McCalister. Después de estudiar por cinco años y hablar seriamente con su esposa, los McCallister decidieron bautizarse católicos junto a sus hijos en 2004.

Drake obtuvo un título de posgrado en teología y catequesis de la Universidad Franciscana en Ohio. “No estoy aquí para abogar por el fin del celibato en el sacerdocio, cualquiera que busque subirse a ese carro deberá buscar en otra parte. Estoy aquí para servir a Cristo y guiar a la gente a Jesús”, afirmó.


La historia detrás del crucifijo gigante sumergido en el lago Michigan

Loading
Cargando galería


RELACIONADOS:Religión

Más contenido de tu interés