null: nullpx
Dulce Maria

"No puedo encontrar a mi hija"

Dulce María desapareció el 16 de septiembre. Una alerta AMBER continúa en efecto y la recompensa por datos que ayuden en la investigación permanece en $35,000 dólares.
3 Oct 2019 – 07:37 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Bridgeton, Nueva Jersey. La llamada al Sistema de Emergencias 9-1-1, que hizo Noema Alavez Pérez el lunes,16 de septiembre, indicando que no encontraba a su hija, Dulce María Alavez, se filtró este jueves.

Um, no puedo encontrar a mi hija. Estábamos en el parque … y la gente dice que alguien… probablemente alguien se la llevó”.

Las autoridades han informado que, un hombre, aparentemente, de aspecto hispano, condujo a la menor hacia una camioneta color roja. Pérez dijo que se encontraba en su vehículo, aproximadamente a unos 90 pies (30 yardas), jugando un boleto de lotería y ayudando a su hermana con la tarea del colegio.

“Mi hermana y yo nos bajamos, pero cuando llegamos aquí, al parque, ella no estaba”decía la mujer mientras conversaba con el operador del 9-1-1.

Alavez Pérez dijo que, encontró a su hijo llorando y que Dulce María no estaba por ninguna parte.

Ellos dicen que alguien dejó caer su helado al suelo y que mi hija salió corriendo” expresaba la mujer.

La niña de cinco años figura en la lista de los “Más Buscados” del Negociado Federal de Investigaciones.

El domingo, la comunidad volvió a demostrar su consternación ante la desaparición de la niña y la ausencia de pistas que ayuden a los investigadores a dar con el paradero de Dulce María. Lazos amarillos y carteles con mensajes que leen, “ Te encontraremos, Dios es grande y te protegerá” fueron colgados en la verja del parque donde Dulce disfrutaba con su hermano.

La semana pasada el Fiscal General de Nueva Jersey, Gubir Grewal, expresó que, el temor al Servicio de Inmigración de Aduanas de los Estados Unidos no estaba ayudando en obtener pistas que ayuden en la investigación”. La incertidumbre en la comunidad hispana de la zona incrementó cuando, el novio de la madre de Dulce María fue entrevistado por los agentes investigadores y luego llevado a custodia de ICE.

El FBI contactó vía telefónica al padre de la menor, quien según ha trascendido, se encuentra en México. Sin embargo, Noema Alavez Pérez, madre de Dulce María, expresó que no cree que el hombre esté involucrado en la desaparición de su hija.

Una alerta AMBER continúa en efecto y la recompensa por datos que ayuden en la investigación permanece en $35,000 dólares.


Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés