null: nullpx
Negocios

Filadelfia está a un paso de proteger a empleados que denuncien condiciones de riesgo de coronavirus

En cuanto la medida sea firmada por el alcalde de Filadelfia, la ciudad se convertiría en la primera del país en prohibir represalias contra los trabajadores que denuncien que su empleador no cumple las protecciones de salud pública ante la covid-19.
25 Jun 2020 – 05:20 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

El Concejo de Filadelfia aprobó este jueves una medida que protegería a los trabajadores de ser despedidos o reprendidos por sus empleadores si denuncian violaciones a las reglas locales para evitar la propagación del coronavirus.

La propuesta No. 200328 fue aprobada unánimemente por los concejales de la ciudad y tiene el respaldo de decenas de organizaciones que representan a miles de empleados en Filadelfia. El único paso pendiente para su implementación es la firma del alcalde de la ciudad, James F. Kenney.

“Hoy, el Concejo Municipal dejó en claro que la ciudad respalda a los trabajadores que simplemente piden que sus empleadores cumplan con la ley y proporcionen lugares de trabajo seguros, saludables y dignos… no habrá represalias o reacciones violentas para los trabajadores que buscan proteger la salud pública protegiéndose a sí mismos, a sus familias y a sus clientes", dijo la concejal Helen Gym, quien presentó la propuesta.

La votación se dio a medida que Filadelfia se prepara para entrar a la Fase Verde del plan de reactivación de la economía estatal, que contempla la reapertura de negocios como casinos, teatros, así como la apertura de restaurantes y bares sin restricciones de ocupación y eventos para más de 50 personas.

“Si un negocio está violando las órdenes, sus trabajadores serán los primeros en saberlo. Para mantener a la comunidad segura debemos asegurar que los empleados puedan reportar condiciones inseguras sin temer por posibles represalias”, se lee en el comunicado del Concejo local.

La orden prohíbe las represalias, como la terminación de contrato o la reducción del pago de horas a los trabajadores que soliciten el cumplimiento de las órdenes de salud pública. Además, prohíbe represalias para empleados que se nieguen a trabajar en condiciones peligrosas o poco saludables y que no se les proporcionen alternativas seguras.

"Nuestros trabajadores esenciales necesitan desesperadamente la protección… Una gran parte de nuestros trabajadores de primera línea son mujeres de color con bajos salarios que son especialmente vulnerables a las represalias ", dijo la concejal Kendra Brooks.

Los testimonios de trabajadores en Filadelfia

El Concejo sostuvo una audiencia el 12 de junio en la que escucharon los testimonios de trabajadores, expertos en leyes laborales y representantes de uniones laborales.


  • "Nos encontramos con resistencia, hostilidad y desprecio por parte de nuestros gerentes y del liderazgo ejecutivo de la compañía", dijo Niko Kwiatowski, un trabajador de MOM’s Organic Market. “A medida que nuestras voces se hicieron más fuertes, uno de mis compañeros de trabajo fue despedido y muchos más fueron reprendidos. Vi directamente cómo estas acciones disciplinarias tuvieron un efecto negativo en nuestra fuerza laboral”, agregó.
  • "No obtengo el equipo de protección personal que necesito, a pesar de que tengo asma y estoy trabajando estrechamente con los pacientes", dijo Monique Atkinson, una asistente de salud. "He perdido casos por mencionar estas preocupaciones. Como trabajadores esenciales, merecemos protección contra represalias cuando mencionamos problemas de seguridad”.
  • "Los trabajadores proporcionan ganancias y a menudo los empleados trabajan en un clima de miedo", dijo Richard Hooker, presidente de la organización Teamsters Local 623. "Las ganancias no pueden ser a expensas de nuestra salud. Este proyecto de ley protege el recurso más esencial que tiene Estados Unidos: el trabajador", agregó.

Vea también:

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés