null: nullpx
Abuso Infantil

Abren investigación federal a ocho diócesis de Pennsylvania por cientos de denuncias de abusos a menores

Tras el informe del fiscal del estado que documenta los abusos cometidos por 300 sacerdotes a más de mil niños durante décadas, así como el persistente intento de encubrirlos, por primera vez la justicia estadounidense avanza una investigación criminal.
19 Oct 2018 – 1:16 AM EDT

Dos meses después de conocerse el informe que documenta abusos cometidos por más de 300 sacerdotes a más de 1,000 niños y muchos intentos de encubrimiento, la justicia federal de Estados Unidos lanzó por primera vez una investigación federal que implica a las ocho diócesis católicas de Pennsylvania.

La arquidiócesis de Filadelfia confirmó el jueves en su sitio web que "recibió una citación de un gran jurado federal".

"La arquidiócesis cooperará con el Ministerio de Justicia estadounidense en este caso", añadió sin dar mayores detalles.

También la la diócesis de Greensburg, en el oeste del estado, acusó recibo de una citación que encontró "poco sorprendente" dado el "horrible" reporte sobre abusos de sacerdotes en ese estado.

"Las víctimas, los feligreses y el público quieren tener pruebas de que cada diócesis ha tomado pasos vastos y decisivos para garantizar que los niños estén mejor protegidos", señaló.

Una reseña publicada en el diario The New York Times indica que las otras diócesis en Pennsylvania no hicieron comentarios de inmediato pero, confirmaron que habían recibido citaciones del sistema de justicia federal y aseguraron que cooperarán con la investigación.

El documento del que parte la investigación federal recoge las conclusiones de una investigación que ha durado 18 meses liderada por el fiscal general del estado, Josh Shapiro, en las diócesis de Harrisburg, Pittsburgh, Allentown, Scranton, Erie y Greensburg. En total, más de 1,000 menores fueron víctimas de los religiosos.


El propio papa Francisco ha repudiado los delitos, mientras una gran población católica ha exigido rendición de cuentas de sus diócesis, convocándolos a comparecer, solicitando sus archivos y llamando a testigos.

En la misiva, fechada el 20 de agosto, el sumo pontífice católico refirió que “nunca será suficiente lo que se haga para pedir perdón y buscar reparar el daño causado” ante los “abusos sexuales , de poder y de conciencia” cometidos por un “notable número de clérigos y personas consagradas”.

Pero el fiscal Shapiro dice en su informe que el propio Vatino estaba informado de la situación. "No puedo hablar específicamente del papa Francisco", dijo Shapiro en agosto. "Tenemos pruebas de que el Vaticano tenía conocimiento del encubrimiento", agregó en la última acusación contra la iglesia católica.


Las víctimas esperan que finalmente arroje luz sobre las sospechas de maniobras de ocultamiento que pesan sobre la jerarquía católica.

"Es la primera vez que escuchamos sobre una investigación federal sobre las diócesis católicas y esta es una noticia monumental para las víctimas", dijo Mike McDonnell, de 50 años, quien fue agredido sexualmente por sacerdotes de su parroquia desde los 11 a los 13 años en Pennsylvania.

"Hemos estado esperando esto por años", porque las investigaciones a nivel estatal "solo arañan la superficie" y no explican cómo o gracias a quién los sacerdotes acusados de abuso sexual en una parroquia fueron transferidos de iglesia a iglesia, añadió.

"Creo que la investigación federal realmente señalará a la jerarquía de cada diócesis, los obligará a responder estas preguntas y a producir los documentos correspondientes", señaló.

La cadena CBS dijo que los investigadores federales también habían convocado a una de las diócesis del estado de Nueva York, la de Buffalo.

En fotos: las protestas contra los abusos sexuales de sacerdotes durante la visita del Papa a Irlanda

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés