null: nullpx
Actividad de Pandillas

"Vamos tras ustedes": la amenaza de Jeff Sessions a la pandilla MS-13 en Long Island

El fiscal general Jeff Sessions estuvo este viernes Central Islip, Long Island después del hallazgo el 12 abril de cuatro cadáveres en un crimen que la policía ha relacionado a la MS-13. La retórica de Sessions en materia de inmigración provocó que decenas de manifestantes proinmigrante protestaran su visita en la cual afirmó que las autoridades van tras los miembros de estas pandillas.
28 Abr 2017 – 03:02 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

LONG ISLAND, Nueva York. - Antes que el fiscal general Jeff Sessions se reuniera este viernes en Long Island con autoridades federales, estatales y locales para discutir la violencia de las pandillas en esa área, decenas de manifestantes lo esperaban con consignas y letreros que expresaban su descontento con lo que consideran su retórica antiinmigrante.

La visita de Sessions a Central Islip, invitado por el congresista Pete King, se produce tras el hallazgo de cuatro cadáveres el 12 de abril, en un crimen que la policía ha relacionado a la MS-13. Fue así como desde el edificio federal, abordó maneras sobre cómo erradicar la violencia de esta pandilla y los esfuerzos para reestablecer la seguridad pública.

"Tengo un mensaje dirigido a cada pandilla que va tras nuestros jóvenes: los tenemos en la mira y vamos tras ustedes", dijo Sessions.

El fiscal señaló que la prevención debía ser un punto crítico en esa lucha contra el crimen: "Nuestro país tiene que hacer todo lo posible para convencer a los jóvenes de que se mantengan alejados de las pandillas".

"La lucha contra las pandillas transnacionales, las drogas y el crimen no sería fácil, pero estamos confiados en que podemos ganarla", expuso Sessions.

Cerca del edificio federal y desde temprano en la mañana, decenas de manifestantes convocados por la organización Make the Road expresaban su rechazo a la retórica de Sessions en tema de inmigración.


Andrea Carvajal, una de las manifestantes, le dijo a Noticias 41 que la comunidad de Long Island ha vivido momentos duros con la violencia y el luto tras las muertes de jóvenes desde septiembre pasado de Kayla Cuevas y Nisa Mickens. Unas semanas después de esas muertes, aparecieron los restos de José Peña Hernández, un joven de 18 años que estudiaba como ellas en la escuela secundaria de Brentwood y quien llevaba meses desaparecido. Y así trascendieron otras muertes de jóvenes en circunstancias que las autoridades han vinculado a MS-13.

En marzo pasado, el fiscal federal Robert Capers y el comisionado de la policía del condado Suffolk en Long Island, Timothy Sini, anunciaron la formulación de cargos y arrestos de presuntos miembros de MS-13 por los asesinatos en 2016 de Cuevas, Mickens y Peña Hernández.

Poco después, el 12 de abril, las autoridades dieron con cuatro cadáveres en un parque de Central Islip, en Long Island. El comisionado Sini indicó que los homicidios son cónsonos con el "modus operandi" de la pandilla MS-13.

La madre de uno de esos jóvenes, Justin Llivicura, le dijo este viernes a Noticias 41 que "en ningún momento recibió invitación" para estar en la reunión con Sessions.

Adentro, en su sesión con la prensa, el fiscal dijo que el Departamento de Justicia enviará a miembros de su equipo a El Salvador para trabajar con autoridades de ese país como parte del esfuerzo por "desmantelar" esta pandilla.

De promesas a críticas

Sessions enfatizó que la prioridad de la administración Trump es "proteger las fronteras y restaurar el sistema migratorio". Eso, según explicó, es parte de la estrategia de EEUU de combatir pandillas como MS-13 y el riesgo que suponen a la seguridad pública en el país donde, según dijo, hay 10,000 de sus miembros.

El fiscal afirmó que identificarán a los miembros de organizaciones como esta, los investigarán y los desmantelarán a través de casos judiciales. "Luego, serán deportados", subrayó.

En un aparte del tema de las pandillas, Sessions halagó el trabajo del NYPD y dijo que ese cuerpo policíaco "ha sido exitoso en reducir el crimen y hacer del país un lugar más seguro". Un contraste de sus comentarios la semana pasada cuando señaló que la ciudad de Nueva York "era blanda combatiendo el crimen", causando la furia del alcalde Bill de Blasio y el Departamento de la Policía.

El fiscal, sin embargo, reafirmó su crítica a "las prácticas ilegales de las llamadas ciudades santuario". La discusión migratoria continuó cuando le dijo a la prensa: "El presidente y el secretario de Securidad Nacional, el general Kelly, han dejado claro que nuestra prioridad es lidiar con personas que llegan ilegalmente a Estados Unidos y cometen crímenes, crímenes adicionales".

La visita de Sessions a Long Island ocurre dos días después que el gobernador Andrew Cuomo anunciara que policías estatales se unen a la ofensiva contra las pandillas como otro intento para atajar la violencia en Long Island.

La iniciativa supone que 25 de estos oficiales patrullarán los vecindarios de Central Islip y de Brentwood, y que seis investigadores se integrarán al equipo del FBI y a la policía de Suffolk para este esfuerzo que busca atajar la violencia de las pandillas.

Vea también:

Loading
Cargando galería
Cargando Video...
Residentes en Long Island protestan contra Jeff Sessions y piden seguridad y no una retórica antiinmigrante
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés