null: nullpx
Elecciones 2016

Los congresistas hispanos de Nueva York revalidaron sin problemas en las elecciones

Los distritos demócratas del Congreso no abandonaron a sus legisladores. Nydia Velázquez y José Serrano conservaron sus escaños, mientras que Adriano Espaillat fue electo el tercer congresista latino por el estado de Nueva York.
9 Nov 2016 – 3:45 PM EST

MANHATTAN, Nueva York.- Como estaba previsto, los veteranos congresistas demócratas Nydia Velázquez y José Serrano conservaron sus escaños con la mayoría de votos en las elecciones generales del martes.

Velázquez, electa en 1992 por el distrito congresional 7, consiguió el martes el 91% de los votos (158,972) en la contienda contra el republicano Allan Romaguera, quien obtuvo el 9% (16,255). El distrito de inclinación demócrata, que incluye vecindarios de Queens, Brooklyn y Manhattan, tiene una población de 724,899, según el Censo. De esos, el 43.8% son hispanos.

En el 92, la congresista puertorriqueña hizo historia al convertirse en la primera mujer puertorriqueña elegida a la Cámara de Representantes de Estados Unidos. En febrero de 1998, fue nombrada miembro demócrata de la Comisión de Pequeñas Empresas de la Cámara de Representantes, convirtiéndola en la primera mujer hispana en ocupar el puesto. Nacida en Yabucoa, Puerto Rico comenzó su carrera política en 1983 como asistente del excongresista Edolphus Towns (D-Brooklyn).

“En el distrito congresional 7 de Nueva York se hablan 86 idiomas. Esa en mi América”, escribió Velásquez en su cuenta de Twitter el martes.

El congresista José Serrano, por el distrito 15 de El Bronx, consiguió el 95% de los votos (150,058) imponiéndose al republicano Alejandro Vega, quien logró el 4% (5,606).

El distrito del congresista puertorriqueño es tradicionalmente demócrata y del total de su población (731,101), el 66.1% son latinos, de acuerdo con el Censo. Serrano es reconocido como el legislador con más años en el servicio público entre los tres congresistas nacidos en Puerto Rico (Nydia Velázquez, Luis Gutiérrez y José Serrano). En 1974 fue electo a su primer cargo público como asambleista, una posición que ocupó por 16 años.


Schumer conserva su escaño

De otra parte, el senador federal por Nueva York Charles “Chuck” Schumer también salió victorioso en las elecciones generales del 8 de noviembre, con el 70% de los votos (4,787,449) sobre la republicana Wendy Long, quien obtuvo el 27% de los sufragios (1,864,413).

Long también perdió en las elecciones de 2012 contra la senadora demócrata Kirsten Gillibrand, quien obtuvo el 72% de los votos.


Los dominicanos que hicieron historia

Como lo predijo al ganar las elecciones primarias demócratas de junio, Espaillat se convirtió oficialmente en el primer congresista dominicano de Estados Unidos con el 89% de los votos (187,382) sobre su oponente republicano Tony Evans, quien logró el 7% (14,501).

“Seré un congresista para todas las comunidades del distrito 13, un distrito que representa el espíritu de Estados Unidos por su diversidad. Desde hace meses empecé a trabajar como congresista, porque hice promesas de campaña que voy a cumplir. Representar a todas las comunidades es importante en mi administración, que todas las voces sean escuchadas”, dijo Espaillat a Univision Nueva York después de ofrecer su discurso de victoria en el Alto Manhattan.

Unas de sus metas inmediatas es abrir cuatro oficinas para acercar los servicios a los constituyentes del distrito congresional 13, de mayoría demócrata y latina.


Espaillat comentó la noche de las elecciones generales que las oficinas estarán ubicadas estratégicamente en los vecindarios del distrito para que todas las comunidades sean representadas y atendidas.

La exlider sindical Marisol Alcántara también hizo historia al ganar el escaño de Espaillat por el distrito 31 del Senado Estatal, con el 77% de los votos. La inmigrante se convierte en la primera senadora con raíces en República Dominicana en llegar al Senado Estatal.

“Soy progresista, mi agenda es reformista. Sí, espero adaptar a mi agenda las legislaciones y el trabajo que deja el congresista Espaillat, pero tengo una agenda propia que impulsaré con fuerza. Tengo convicciones firmes acerca del respeto de los derechos de los inmigrantes, de las mujeres y de los inquilinos”, dijo Alcántara después de celebrar su triunfo con Espaillat, quien le brindó su apoyo político.

En la "agenda progresista" de Alcántara destaca la reforma del sistema de justicia penal de Nueva York. Su meta es terminar con el “encarcelamiento masivoy asegurar que las prisiones realmente ayuden en la rehabilitación e inserción en la sociedad de los internos. Propone, además, legislar para el cierre de la cárcel de Rikers Island.

Vea también:


Más contenido de tu interés