null: nullpx
Política de Educación

La ciudad de Nueva York se propone garantizar educación de excelencia para todos

El nuevo plan piloto busca que 80% de los estudiantes completen su escuela superior. Padres y activistas dicen que hay problemas que deben atenderse primero.
28 Sep 2016 – 9:27 PM EDT

MANHATTAN, Nueva York.- La canciller Carmen Fariña y el alcalde Bill de Blasio se impusieron metas ambiciosas en educación, que esperan ver cumplidas en los próximos 10 años con el nuevo plan piloto “Equidad y Excelencia para todos”, un conjunto de políticas implementadas este año escolar que persiguen una tasa de graduación del 80% de los alumnos de secundaria para el año 2026.

Fariña, con 51 años de experiencia como educadora, explicó el martes en una mesa redonda con la "prensa étnica" que las iniciativas incrementarán la calidad educativa en las más de 1,800 escuelas públicas de la ciudad, ofrecerán herramientas tecnológicas y entrenamiento a los 80,000 maestros y asegurarán que por lo menos dos tercios de los 1.1 millones de estudiantes estén preparados para las exigencias de la universidad en la próxima década.

El nuevo programa plantea aumentar la capacidad de lectura en los primeros grados, guiar a los estudiantes y a sus padres a través del proceso de solicitud de la universidad y reforzar las habilidades tecnológicas de alumnos y maestros, entre otros objetivos.

“Las políticas del plan son novedosas formas de incrementar la calidad de educación que reciben los estudiantes neoyorquinos”, expresó la canciller.

Estudiantes en desventaja

La Junta de Regentes del Departamento de Educación del estado de Nueva York (NYSED) informó en enero que la tasa de graduación de las secundarias de la ciudad, estuvo por primera vez por encima del 70% el año escolar pasado. El número se aproxima a las expectativas de Fariña y del alcalde para el año 2026; sin embargo, los estudiantes blancos tuvieron la ventaja sobre los negros y los hispanos.

De acuerdo con cifras del NYSED, cerca del 78% de los estudiantes de la ciudad que ingresaron a la secundaria en 2011 se graduó a tiempo, en comparación con el 76.4% del año anterior. Pero mientras que el 88% de los estudiantes blancos se graduó el año pasado, sólo el 65% de los estudiantes negros y latinos lo consiguió. Además, sólo el 50% de los estudiantes con discapacidades obtuvo el diploma.

“Los planes de la Ciudad son maravillosos y visionarios sólo en papel. La realidad en nuestras escuelas es distinta, especialmente para los estudiantes con discapacidades, porque son los que menos oportunidades tienen de graduarse”, dijo Matthew Marienthal, activista de East Brooklyn Congregations.

La organización ha realizado varias acciones para demandar al Departamento de Educación (DOE) de la ciudad que resuelva las “principales deficiencias” en el diseño del Sistema de Información de Estudiantes de Educación Especial (SESIS), que, en teoría, debería realizar un seguimiento de los estudiantes que reciben educación especial y asegurar su graduación.

Pero la canciller argumentó que el plan “Equidad y Excelencia para todos” precisamente busca que los estudiantes, incluyendo los de educación especial, tengan los servicios adecuados y “aprendan en un ambiente lo menos restrictivo posible”, como establece la nueva guía “Nueva York aprende”.

“Queremos y necesitamos expandir los servicios de acceso al idioma”, agregó Fariña, en referencia a los desafíos que enfrentan los 147,000 alumnos de la ciudad que están aprendiendo inglés. “Queremos escuelas más inclusivas y padres más involucrados en la educación de sus hijos”.

El plan de la canciller también implementará la “alfabetización universal”. Todas las escuelas primarias recibirán el apoyo de un instructor de lectura, con la meta de que al final del segundo grado todos los alumnos lean al nivel correspondiente.

" Otros problemas que atender"

Según un estudio de la Oficina Independiente de Presupuesto (IBO), divulgado el año pasado, casi la mitad de las escuelas públicas están saturadas.

La canciller destacó que se planea agregar más de 47,000 nuevos asientos en las escuelas públicas para el año 2023; sin embargo, el reporte de IBO encontró que ya en 2013 se necesitaban 75,000 para resolver el problema de hacinamiento en los cinco condados.

“Tenemos problemas serios que deben atenderse primero, como la sobrepoblación escolar. Implementar un plan como este en un salón de clase saturado de niños no dará los resultados esperados, no es una respuesta para lo que necesitamos ahora”, dijo Jovita Sosa, madre y organizadora del grupo Make Space for Quality Schools in Sunset Park.

IBO proyectó que la matrícula escolar crecerá en casi un 6% en toda la ciudad desde 2011 hasta 2021, pero en Queens el aumento será del 10%. Según el análisis, el DOE tendría que agregar por los menos 100,000 nuevos asientos para hacer frente a la sobrepoblación escolar.

Vea también:


Más contenido de tu interés