null: nullpx
Estado de la Unión

La Casa Blanca invita a la madre de una menor asesinada por MS-13 al discurso del Estado de la Unión de Trump

Evelyn Rodríguez, la madre de la adolescente Kayla Cuevas, dice que no va por motivos políticos, sino para pedir al presidente fondos para los chicos de las escuelas de Long Island, zona que ha sufrido un recrudecimiento de la violencia de la pandilla.
29 Ene 2018 – 10:22 AM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Evelyn Rodríguez, la madre de una niña de 16 años de edad asesinada en 2016 por pandilleros de la Mara Salvatrucha (MS-13) en Long Island, será una de las invitadas de Donald Trump para presenciar el primer mensaje del Estado de la Unión del presidente desde la Casa Blanca. Rodríguez también se reunirá con el republicano antes de su discurso.

"Quiero que se asegure de que vamos a tener los fondos apropiados para los recursos para nuestros niños", dijo la mujer el domingo al diario The New York Times, antes de partir hoy hacia Washington para su encuentro con Trump.

Rodríguez es la madre de Kayla Cuevas, una adolescente de 16 años asesinada en septiembre de 2016 junto a su amiga Nisa Mickens, de 15 años. Una semana antes de morir, Cuevas y otras amistades tuvieron una pelea con miembros de MS-13 en su escuela, Brentwood High School, Nueva York. Los pandilleros "juraron vengarse” de la adolescente, según la fiscalía del Distrito Este de Nueva York. Su amiga Nisa, que no tenía nada que ver con las peleas, solo estaba en el lugar y en el momento equivocado, según las autoridades.

En marzo del año pasado cuatro presuntos pandilleros de MS-13 fueron arrestados y acusados por los asesinatos de Kayla Cuevas y Nisa Mickens.

Rodríguez se ha convertido en una de las principales activistas de las familias de las víctimas de la MS-13 en Long Island. El pasado diciembre, demandó al distrito escolar de Brentwood alegando que la secundaria no protegió a su hija y que ignoró las amenazas de los pandilleros que acostumbraban merodear la escuela.

"No estoy aquí por intereses políticos de nadie. Solo quiero que se haga lo correcto. Todos deben poner sus agendas políticas a un lado y pensar en lo que está pasando en nuestro país", agregó Rodríguez al periódico. La mujer, de origen puertorriqueño, está de acuerdo con Trump en que los inmigrantes que han cometido delitos no deberían vivir o ir a escuelas de Estados Unidos.

Sin embargo, Rodríguez ha mostrado una mayor compasión que el presidente hacia los inmigrantes indocumentados: "Todos tienen el derecho al sueño americano", dijo al diario. "Son buenas personas, le devuelven a la comunidad". También ha criticado que el presidente recorte fondos y programas que, según ella, son esenciales para evitar que los inmigrantes menores se sientan bienvenidos en sus comunidades de acogida y no terminen siendo reclutados por MS-13.

La guerra de Trump contra MS-13

La muerte de Nisa y Kayla conmocionó a una zona ya marcada por la violencia de la pandilla, que está detrás de al menos 25 asesinatos en Long Island desde enero de 2016. A raíz de estos crímenes, cuyas víctimas son en su mayoría hispanas, el presidente Donald Trump y el fiscal general Jeff Sessions han prometido erradicar a la pandilla.

La administración Trump sostiene que la violencia es posible gracias a supuestas políticas migratorias permisivas que han permitido la entrada a pandilleros extranjeros al país. En concreto, ha señalado como responsables del recrudecimiento de la violencia a los menores no acompañados que empezaron a llegar desde Centroamérica en la crisis de 2014 (desde entonces, más de 8,000 niños y jóvenes han llegado a los condados de Nassau y Suffolk, donde han tenido lugar estos crímenes).

La estrategia de mano dura de la administración republicana ha sido criticada por las asociaciones que velan por los derechos de los inmigrantes: la Unión de Libertades Civiles Americanas (ACLU) ha denunciado que, en su guerra contra las maras, el gobierno está usando "evidencias vagas de presunta pertenencia a una pandilla" para detener a menores y a jóvenes inmigrantes y luego deportarlos.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés