null: nullpx
Actividad de Pandillas

Los duros relatos de los padres de las dos amigas asesinadas por la MS-13: "No pude protegerla de estos salvajes"

Kayla Cuevas y Nisa Mickens, dos estudiantes de Brentwood, Long Island, desaparecieron la tarde del 13 de septiembre de 2016. Sus cuerpos fueron hallados al día siguiente con horas de diferencia. Sus padres contaron este martes su dolor para pedir a las autoridades que hagan más para combatir a las pandillas que asolan su área.
20 Jun 2017 – 4:06 PM EDT

LONG ISLAND, Nueva York. - Los padres de Kayla Matos y Nisa Mickens, las dos amigas que fueron asesinadas el año pasado por la Mara Salvatrucha en Long Island, contaron sus duras historias este martes en una audiencia en la que pidieron a las autoridades hacer más para combatir a la pandilla que asola esa zona de Nueva York.

Las dos estudiantes de Brentwood, que tenían 15 y 16 años cuando fueron asesinadas, desaparecieron en la tarde del 13 de septiembre de 2016. Sus cuerpos fueron hallados con horas de diferencia al día siguiente, destapando el recrudecimiento de la violencia de las pandillas a apenas 55 millas de Manhattan.

"Mi mundo colapsó cuando supe que mi Kayla fue brutalmente asesinada por el mismo grupo de niños involucrados en la pandilla MS-13 que le hizo bullying en la escuela por los últimos dos años", dijo Evelyn Rodríguez, madre de Kayla, en la audiencia.

"Quedé desamparada emocionalmente porque no pude protegerla de estos salvajes que son unos asesinos desalmados", relató Rodríguez, quien recordó que el hallazgo del cuerpo de su hija allanó el camino para que fuesen encontrados los cuerpos de otros cuatro jóvenes desaparecidos de la escuela secundaria de Brentwood.


Temor. Eso es lo que sienten los residentes de esa zona de Long Island, aseguró Rodríguez. Tampoco quieren que sus hijos salgan a la calle a jugar.

"La pandilla MS-13 es tan impredecible, simplemente no sabes quién está con ellos. La MS-13 es una nueva camada de asesinos, son niños matando a niños", afirmó.

La madre pidió a las autoridades que implementen leyes para erradicar a esta pandilla, que según dijo la semana pasada la fiscal del condado Nassau, Long Island, recibe órdenes desde El Salvador para agudizar la violencia y el derramamiento de sangre en ese estado, en lo que los líderes pandilleros han denominado el 'Programa Nueva York'.

También abogó porque las escuelas contacten a las autoridades cuando un estudiante denuncia haber sido amenazado o molestado, como ocurrió con su hija.

"Conocí los tentáculos de la MS-13 cuando golpeó a mi familia"


La fiscal Madeline Singas reveló parte del modus operandi de la Mara Salvatrucha en la zona. Reclutan a niños -a veces de ocho y nueve años- y a jóvenes en las escuelas intimidándolos para que se unan a su organización. La MS-13 no permite que sus miembros dejen la pandilla.


"Los que lo intentan sellan su sentencia de muerte", afirmó la fiscal en la conferencia de prensa en la que también anunció el arresto de 41 pandilleros. La Mara Salvatrucha, agregó ha pulido sus estrategias para llegar a los niños, algunos de ellos menores no acompañados que llegaron de América Central.

Esas nuevas estrategias fueron sufridas en carne propia por Robert Mickens, el padre de Nisa, la otra adolescente asesinada en Brentwood.

En la audiencia de este martes, Mickens reconoció que había escuchado o leído sobre esta pandilla de cuando en cuando. Hasta que "se convirtió en realidad el 13 de septiembre de 2016. No había sentido los tentáculos de la MS-13 en la comunidad hasta que golpeó a nuestra familia y fuimos noticia", relató.

"¿Por qué no habíamos escuchado de ellos? Muchos miembros de la MS-13 vinieron siendo jóvenes. Son una mezcla entre ciudadanos (de Estados Unidos) y menores no acompañados que fueron reclutados por la MS-13. Tenemos a estos niños cometiendo crímenes bajo el temor de las pandillas", agregó.


Son cinco los jóvenes hispanos muertos y al menos dos los desaparecidos en Long Island

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés