null: nullpx
Fugitivos

Interpol busca atrapar al dominicano que tiroteó a cuatro y huyó "a la Gran Manzana"

Yovanni Francisco Tavarez le disparó a la madre de dos de sus hijos tras enterarse de que el tercero no era suyo. La mujer alega que él lo sabía, pues llevan más de un año separados.
28 Sep 2016 – 12:07 PM EDT

MANHATTAN, Nueva York. - El empresario y músico Yovanni Francisco Tavarez, que en las pasadas horas ha presumido a través de Youtube y otros medios electrónicos su impunidad, enfrenta una orden de captura internacional por el ataque a balazos que protagonizó el sábado en la República Dominicana, donde hirió a su excompañera y madre de dos de sus hijos y a otros tres hombres.

En entrevista con la cadena SIN Noticias, la fiscal titular de Santiago Rodríguez, Luz Altagracia Pérez, confirmó que Interpol ya busca a Tavarez con la intención de detenerlo y que responda por la agresión armada.

De acuerdo con la investigación de las autoridades en la República Dominicana, el sábado Tavarez acudió a las fiestas patronales de Sabaneta, en la provincia Santiago Rodríguez, y disparó contra su excompañera y madre de dos de sus hijos, Isis Boudierd Peña, de 24 años. Daniel Antonio Ovalles, Kelvin de Jesús y Eudis Pérez también resultaron heridos de bala.

Los cuatro fueron trasladados a la clínica ‘Gran poder de Dios’, donde se les atendió y fueron dados de alta.

De regreso a su hogar, Isis Boudierd reclamó justicia. “Temo por la vida mía y de mis hijos”, expresó desde su cama, mostrando las heridas de bala que le hizo el hombre con el cual compartió su vida desde que tenía 16 años.


Boudierd contó a SIN Noticias que hacía más de un año que estaba separada de Tavarez, con quien había sostenido una relación de ocho años hasta que no pudo “soportar más”.

La familia de Yovanni Tavarez dijo que el ataque a disparos contra la mujer y sus amigos surgió luego de que él recibiera los resultados de la prueba de ADN del hijo más pequeño de Boudierd. Estos revelaron que ese menor no era hijo suyo.


Sin embargo, Isis Boudierd juró que Yovanni Tavarez “sabía, tenía conocimiento de que yo estaba con otra persona, pero me obligaba a estar con él. Y cuando yo salí embarazada, él me dijo que no importaba que él me le iba a hacer lo papeles al niño, que él lo iba a declarar como su hijo”.

Añadió, que estando embarazada supuestamente él la golpeó “delante de mis niños también”. Las autoridades dominicanas la relocalizaron en un lugar seguro, luego de que Boudierd alegara que tras el ataque, Tavarez la amenazó, a través de otras personas, exigiéndole que no lo denunciara: “Que no me querelle, porque si me querello va a haber consecuencias más graves”, reveló la joven madre.

En un video que publicó a través de las redes sociales, supuestamente al aterrizar en “la Gran Manzana”, el empresario Yovanni Tavarez se refirió a los hechos del sábado. “De ahora en adelante, tendré que quedarme por acá. No podré ir a mi paisito”, se le escucha decir en la grabación, tomada mientras recorre Boston, Massachusetts, en un auto.

“Mis amiguitos de allá de Santo Domingo, de Santiago Rodríguez, los que me quieran ver, van a tener que verme por aquí, transmitiendo en vivo. Si no, búsquenme por Youtube”, recomendó.

A quienes lo señalan por la balacera y dicen “que yo no podía balear esa gente, esa gente están bien abalaeados porque ellos se lo buscaron, bien buscado… Para mi, estuvo bien hecho”, dijo en su grabación.


“Yo no me quedo dado de nadie, de nadie. El que me la hace, me la paga. Tarde o temprano. No me importan las consecuencias que vengan atrás”, sentenció en el video de casi tres minutos, donde también reta a las autoridades a que lo arresten en suelo estadounidense.

“Vengan, búsquenme, yo soy gringo. ¡Búsquenme!”, exclamó.

República Dominicana ya pidió el auxilio de Interpol, entidad a la que pertenecen los cuerpos policíacos de 190 países alrededor del mundo, con el fin de ponerle un alto a los criminales.

Si usted ve por ahí al “gringo” Yovanni Tavarez, quien presume de tener una residencia en Nueva Jersey a la cual llega a dormir tras pasar sus días en la ciudad de Nueva York, marque el 911 y denúncielo.

Vea también:


Más contenido de tu interés