Elecciones

El gallo había cantado cuando el reverendo Díaz negó a Donald Trump y ungió a Espaillat

Frente al político demócrata lanzó un reto para que se le dijera cuándo él había apoyado al republicano... luego explicó el "misterio".
24 Jun 2016 – 11:24 PM EDT

MANHATTAN, Nueva York.- En su lucha por la vacante congresional en el distrito 13, el demócrata Adriano Espaillat recibe con agrado el respaldo político del senador estatal y reverendo Rubén Díaz, firme discípulo del republicano Donald Trump y su sermón sobre el muro fronterizo.

El jueves, estando en recuperación de una cirugía reciente, que según dice lo mantiene utilizando gran parte del tiempo un sillón de ruedas, Díaz se ha asegurado de echarle su bendición al senador local de origen dominicano Adriano Espaillat, quien confía en vencer esta vez, la tercera que aspira al asiento que deja el veterano congresista federal, Charles Rangel.

El martes, 28 de junio, se enfrenta en primarias a otros siete aspirantes al mismo asiento. A cinco días de la elección, Adriano Espaillat ya se ve en el Congreso y convencido comparte la razón por la cual se mudará con toda la familia a Washington D.C.

"No se debe dividir a la familia (…) Me espera en Washington un trabajo fuerte tanto con el asunto de inmigración como con las deportaciones”, suelta como si se tratara de un hecho.

INMIGRACIÓN Y DONALD TRUMP EN LA CASA

Llama la atención que Adriano Espaillat, quien llegó a Estados Unidos indocumentado cuando tenía 9 años y apoya políticas pro inmigrantes, celebre que Díaz lo endose, cuando el reverendo confesó el pasado abril, en una entrevista con la cadena NY1, que favorece la construcción del muro en la frontera.

“Favorezco el muro ese. Creo que hay que detener la entrada allá y resolver el problema de los 11 millones de inmigrantes que están aquí”, indica durante la entrevista. “Yo estoy de acuerdo con construir una muralla y proteger la nación americana”, expresa.

Advierte el político religioso que el terrorismo y aquellos que están destruyendo son enemigos de la nación americana y "se están colando por donde quiera".

El jueves, Rubén Díaz se molesta cuando se le pregunta cómo se puede servir a "dos amos" al mismo tiempo; el republicano Donald Trump y el demócrata Adriano Espaillat.

"¿Cuándo yo he apoyado a Donald Trump? ¿En qué punto yo he estado de acuerdo con él?", refuta Díaz mientras acelera su salida del lugar.

"No lo he escuchado (a Díaz) hablar a favor de Trump, pero podemos tener nuestras diferencias si esa es su posición”, testifica Espaillat. Agradece el respaldo del reverendo, también opositor del matrimonio gay, pero enfatiza: "Estoy en contra de Donald Trump (…) Yo estoy con Hillary Clinton”.



Rubén Díaz ya va subiendo a su carro cuando, para tenerlo claro, le digo, "entonces, usted no simpatiza con Trump"...

Y entonces aclara: "Sí, pero este día es para Adriano, no para Donald Trump”.

Lea también:


Más contenido de tu interés