null: nullpx
Arrestos

Decenas de arrestos durante una manifestación contra el abuso policíaco en Nueva York

Los ciudadanos enfrentan cargos por desobediencia civil en la zona de Times Square, en Manhattan.
8 Jul 2016 – 11:41 PM EDT

TEANECK, Nueva Jersey. – Decenas de participantes en la manifestación que se realiza la noche del jueves en la Ciudad de Nueva York en contra del abuso policíaco fueron detenidos por oficiales del NYPD, luego de que ignoraran las advertencias que les hicieron a través de un altavoz para que no interrumpieran el tránsito.

El Departamento de la Policía de la Ciudad de Nueva York indicó que el viernes informará la cifra total de arrestados por desobediencia civil, que preliminarmente se estima que supera los 40.

La manifestación, en respuesta a las muertes de los ciudadanos afroamericanos Alton Sterling y Philando Castile a manos de oficiales policíacos, comenzó en horas de la tarde en Union Square. A través de consignas y de mensajes en carteles, los participantes expresaron su indignación por la forma en que ambos hombres perdieron la vida a manos de quienes tienen el deber de proteger a la toda la población.

De forma ininterrumpida intercalaban las consignas “sin justicia no hay paz” y “todas las vidas importan”.



Las muertes de Sterling -el martes, en Baton Rouge, Luisiana- y la de Castile, ocurrida el miércoles en Falcon Heights, Minesota, quedaron grabadas a través de teléfonos celulares y fueron compartidas a través de las redes sociales, generando reacciones también a nivel internacional.

Nueva York, conocida como “la capital del mundo”, se sumó a la ola de protestas que provocó la crudeza de las imágenes compartidas y lo que comenzó con un acto de denuncia y reclamo de justicia en horas de la tarde, se transformó en una peregrinación. Pasadas las 7:00 de la noche del jueves, los manifestantes fueron recibidos por cientos de oficiales de la policía en la turística zona de Times Square, en Manhattan.

A través de altavoces, los miembros del NYPD les advirtieron durante varios minutos que tenían que caminar a través de las aceras y no interrumpir el tránsito. En caso de persistir, serían arrestados, lo que ocurrió.



Ese incidente no interrumpió la peregrinación que, pasadas las 11:00 de la noche, seguía recorriendo distintos puntos de la ciudad, aunque con menor cantidad de personas.

Lea también:


Más contenido de tu interés