null: nullpx
Actividad de Pandillas

Cómo los menores no acompañados se han vuelto un objetivo de la Mara Salvatrucha

Los miembros de la pandilla MS-13 se aprovechan de niños y jóvenes que buscan pertenecer en un lugar en el que carecen de una familia o un sistema de apoyo. Una audiencia en Long Island, Nueva York, expuso algunos de los métodos de la Mara Salvatrucha con los más vulnerables y los esfuerzos para combatir su creciente alcance.
20 Jun 2017 – 4:22 PM EDT

LONG ISLAND, Nueva York. - Los niños que llegan a Estados Unidos sin un sistema de apoyo mientras intentan hacer las paces con un lugar, un idioma y una cultura ajena, muchos de los cuales no tienen una familia que los guíe son según las autoridades uno de los blancos principales de la pandilla MS-13.

Los menores no acompañados se han convertido en uno de los objetivos de esta pandilla que si bien "no es la más grande en Estados Unidos, es cada vez más, la mejor organizada y la más violenta", según el director adjunto de la oficina en Nueva York del FBI, William F. Sweeney. Así trascendió en una audiencia de tres horas realizada este martes en Long Island en la que se examinó el alcalce de la Mara Salvatrucha y cómo las autoridades locales, estatales y federales intentan atajar su violencia.

"Desde el 2014 a junio de 2017, más de 5,000 menores no acompañados se han reubicado en Long Island. No estamos diciendo que todos se harán miembros de esta pandilla pero la MS-13 se aprovecha de su vulnerabilidad", señaló Ángel Meléndez, agente especial a cargo de Investigaciones del Departamento de Seguridad Nacional.


Algunos de esos niños no tienen relaciones familiares ni lazos comunitarios en su destino, y se vuelven objetivos de la Mara Salvatrucha. Esta es la pandilla a la que se le han atribuido al menos 11 asesinatos en Long Island desde el año pasado hasta abril de 2017, cuando los cadáveres de cuatro jóvenes aparecieron en un parque. Los cuatro tenían heridas de armas filosas y las autoridades declararon que sus homicidios eran " consistentes con el modus operandi de MS-13".

Las escuelas: 'zona cero' de reclutamiento


La semana pasada, la oficina de la fiscal del condado Nassau en Long Island presentó cargos contra 41 presuntos pandilleros de la MS-13, de estos, 19 llegaron como menores no acompañados.

En la audiencia trascendió hasta qué punto los miembros de las pandillas reclutan a los más vulnerables en las escuelas.

"Las escuelas se han convertido en la zona cero para el reclutamiento", aseguró Meléndez. Que aquellos que se resisten se vuelven blanco de ataques y quienes intentan escapar "sellan su sentencia de muerte", describió en una rueda de prensa la semana pasada la fiscal del condado Nassau, Madeline Singas.

Aquellos chicos que se unen a la pandilla lo hacen por distintas razones que van desde la afiliación cultural hasta la búsqueda de un sentido de comunidad o de pertenecer, expuso la exfiscal del distrito del condado Nassau, la congresista demócrata Kathleen Rice. Algunos de estos niños además han visto violencia en sus países o en el tránsito hasta Estados Unidos, como puntualizó el comisionado del Departamento de la Policía del condado Suffolk en Long Island, Timothy Sini.

"En algunos casos, los patrocinadores de estos niños no son guardianes adecuados. Tenemos que asegurarnos que los patrocinadores estén haciendo un buen trabajo (...) Si nosotros no les proveemos apoyo, la MS-13 lo hará", subrayó Sini.

En el año fiscal 2016, 4,985 menores no acompañados fueron dejados en manos de guardianes en el estado de Nueva York a través del programa de servicios para menores no acompañados.

"La pandilla se vuelve una familia sustituta para estos niños", agregó el comisionado interino del Departamento de la Policía del condado Nassau, Thomas C. Krumpter.

Debido a esta problemática se resaltó la importancia de la comunidad en acercarse a las autoridades con información pero no quedó fuera de la discusión el que algunos temen recurrir a la policía por miedo a consecuencias por su estatus migratorio. El comisionado Sini, de Suffolk, insistió que los oficiales tienen prohibido procurar información migratoria a testigos o de aquellos que buscan asistencia.

En la audiencia, la congresista Rice aclaró que, en parte de los casos, las víctimas son también inmigrantes o familias de inmigrantes. "Son las comunidades que viven aterrorizadas por ellos. Los inmigrantes quieren justicia, tanto como cualquier otra persona", aseguró.



En fotos: Así nacieron y echaron raíces las pandillas centroamericanas en Estados Unidos

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés