null: nullpx
Amenazas de Bomba

Aumento de 500% en las denuncias de paquetes sospechosos en la ciudad de Nueva York

El sargento Carlos Nieves, portavoz del NYPD, aseguró que no se han realizado arrestos en relación con falsas amenazas.
27 Sep 2016 – 5:46 PM EDT

MANHATTAN, Nueva York.- Entre el 17 y el 26 de septiembre de 2015, el servicio de respuesta de emergencias 911 de la ciudad de Nueva York registró 353 denuncias relacionadas con paquetes sospechosos. En el mismo periodo, este año, la cifra se elevó a 2,183, certificó el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD).

El aumento de 500% en las llamadas surgió, en gran parte, luego del estallido de una bomba casera el sábado 17 de septiembre, a las 8:30 de la noche, en la calle 23 de Chelsea, en Manhattan. En total, 31 personas resultaron heridas. Ese mismo día, a las 9:35 de la mañana, se había reportado una explosión similar en Seaside Park, Nueva Jersey, donde no hubo afectados.

Por ambos estallidos está acusado Ahmad Khan Rahami, de 28 años y quien convalece en el hospital universitario de Newark.

Actos como los que se le imputan, con gran cobertura mediática, generalmente provocan un incremento en las llamadas de denuncias. El público toma conciencia del riesgo y reporta los objetos que parecen sospechosos, dijo el sargento Carlos Nieves, de la Oficina de Información Pública de la Policía (DCPI).

En lo que va de año, informó que se han reportado 12,461 alertas de paquetes sospechosos, 42% más que las 8,748 llamadas recibidas para el mismo periodo el año pasado. El portavoz del NYPD destacó que este aumento también tiene que ver con la efectividad de la campaña anti terrorismo de la ciudad: “Si ves algo, di algo”.

El sargento Nieves precisó que hasta el momento, no hay arrestos relacionados con la colocación de bombas falsas o por emitir alarmas ficticias.

Bajo las leyes de Nueva York es un delito clase D colocar una bomba falsa o sustancia peligrosa en lugares como estadios, instalaciones del transporte público, centros comerciales, escuelas y edificios del gobierno. Una persona que resulte acusada puede enfrentar entre dos a siete años de prisión y una multa de hasta 5,000 dólares.

También es un delito clase E reportar falsamente una emergencia, como un incendio, explosión o bomba.

La colocación de elementos como armas biológicas o químicas, se procesan penalmente bajo las leyes federales.

En cuanto a la búsqueda de los dos hombres captados en un video de vigilancia removiendo un dispositivo explosivo de una maleta en la calle 27, en Manhattan, la policía informó que aún no dan con su paradero.


Vea también:


Más contenido de tu interés