null: nullpx
Inmigración

Hermanas condenadas por las protestas del 11 de julio en Cuba luchan por no ser deportadas de EEUU

Yaneris y Mariana de la Caridad Fernández llegaron en balsa a Florida, huyendo de las condenas que les impuso el régimen de La Habana por protestar el 11 de julio. En Miami se reencontraron con su madre, y ahora luchan por no ser deportadas a Cuba.
Publicado 19 Nov 2022 – 12:10 PM EST | Actualizado 19 Nov 2022 – 12:25 PM EST
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Yaneris y Mariana de la Caridad Fernández León dicen que reciberon 7 y 4 años de condena, por participar en las protestas del 11 de julio en Cuba. Ahora están Miami en busca de asilo político, pero les preocupa el documento que ICE les entregó, tras dejarlas en libertad.

Ambas estuvieron un promedio de 15 días detenidas, pasando de la prisión del Capri a la cárcel 100 y Aldabó, considerada la peor de Cuba. Sin embargo, lograron que les aprobaran una fianza y esperaron en libertad la sentencia que les comunicaron el 13 de octubre del 2022.

“Decidimos tomar el riesgo de que nos ahoguemos o nos cogiera un tiburón, a cumplir una condena injusta”, dice Mariana.

Mariana se consideraba menor de edad en el 2021, pues tenía 18 años. Actualmente tiene 20 y su hermana 31 años.

Contaron a Noticias 23 que para evitar que el régimen ejecutara la sentencia, tuvieron que esconderse en Cojimar hasta que pudieron unirse a una embarcación que salió el pasado 12 de noviembre de manera ilegal.

“Estuvimos un mes escondidas, estuvimos en tres casas diferentes, pagando un bulto de peso, porque no podíamos pagar el carnet y para que nos aceptaran había que pagar el bulto”, agrega Mariana.

Aunque la travesía por mar fue casi perfecta, Mariana estuvo hospitalizada en Miami, después del desembarco por cayo Marquesa, por un colapso en los músculos y deshidratación.

Las dos estuvieron días detenidas en inmigración y aunque dicen que trajeron pruebas de su participación el 11 de julio y los documentos de sus sentencias, actualmente están muy preocupadas.

Ambas fueron dejadas en libertad después de haber sido puestas en un proceso de deportación expedito, donde no se les realizó la entrevista de miedo creíble.

El abogado José Guerrero, quien no representa a estas jóvenes, nos explicó que aunque no se les realizó la entrevista de miedo creíble, aún tienen esperanzas.

“La persona tiene la oportunidad de pedir que se le haga una entrevista de miedo creíble, si esta persona, dependiendo del caso que la persona tenga, obviamente bajo el proceso que se les va a hacer, algunos podrían obtener un parole”, dijo el abogado.

Según la ley de inmigración “aquellos individuos que tengan un miedo creíble o razonable de persecución son detenidos mientras es revisado su caso de asilo. En circunstancias limitadas, dichos individuos pueden recibir un parole, ser liberados de prisión y recibir una autorización para permanecer en los Estados Unidos mientras su caso de asilo está pendiente”.

Las jóvenes planean dirigirse a un abogado de inmigración que las ayude a presentar su caso y evitar ser deportadas.

Cargando Video...
Esperanza para inmigrantes que enfrentan procesos de deportación tras decisión del fiscal general

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés