Naufragios

Guardacostas encuentran dos cuerpos de la familia que zozobró en la Florida

La Guardia Costera informó este jueves del hallazgo de un segundo cuerpo sin vida de los cuatro miembros de una familia que desapareció tras zarpar el pasado domingo de la localidad de Sarasota hacia Fort Myers, ambas en la costa oeste de Florida.
23 Jun 2016 – 4:42 PM EDT

MIAMI, Florida - La Guardia Costera informó este jueves del hallazgo de un segundo cuerpo sin vida de los cuatro miembros de una familia que desapareció tras zarpar el pasado domingo de la localidad de Sarasota hacia Fort Myers, ambas en la costa oeste de Florida.

Ace Kimberly, de 45 años y sus tres hijos, Roger de 13, Donny de 15 y Rebecca de 17 años de edad, salieron de Sarasota el pasado domingo alrededor de las 7:00 am abordo de una embarcación de 29 pies de eslora con destino a Fort Myers para una reparación.

Según informaron los guardacostas, en la tarde del miércoles a eso de las 4:30 de la tardencontraron el cuerpo de una persona a unas 40 millas naúticas al oeste de Sanibel.

El cuerpo fue trasferido a las autoridades locales para identificación. El jueves en la mañana, dieron con el paradero de un segundo cuerpo a cuatro millas al sureste de donde fue encontrado el primer cuerpo.

Familiares de los desaparecidos dijeron al canal Local 10 News que es muy probable que el cuerpo sea el de Rebeca Kimeberly, de 17 años, quien desapareció el pasado domingo con su padre, Ace, de 45 años, y sus hermanos Roger y Donny, de 13 y 15 años, respectivamente.

El primer cuerpo fue divisado y recuperado en la tarde del miércoles por un helicóptero de esa dependencia y remitido luego a las autoridades locales para su identificación.

La chica llevaba puesto el chaleco salvavidas cuando fue encontrada muerta a unas 40 millas al oeste de Sanibel Island.

También se encontró, a unas 37 millas de la costa oeste de la localidad de Sanibel, dos kayak que coinciden con la descripción de los que poseía la familia desaparecida, además de seis chalecos salvavidas, jarras de agua, una lona, un tanque de propano, zapatos y una pelota de baloncesto.

“Encontrar los kayak y los chalecos salvavidas son señales de que nos encontramos en una grave situación”, reconoció entonces la Guardia Costera.



La familia había zarpado de Sarasota el pasado domingo abordo de una embarcación de 29 pies de eslora con destino a Fort Myers para una reparación.

En horas de la tarde, el hombre efectuó una llamada a su hermano en la que le comunicó que se encontraba en dificultades por el fuerte oleaje que se registraba en aguas cercanas a Englewood, en la costa del condado de Sarasota.

Según informó el capitán de la Guardia costera, Gregory Case, Kimberly está divorciado de la madre de sus hijos, quien vive fuera del estado de Florida. Case dijo que la mujer está de camino con la esperanza de que las autoridades encuentren a sus hijos.

Más contenido de tu interés