null: nullpx
Tormentas Tropicales

Dos periodistas mueren mientras reportaban las incidencias de Alberto en Carolina del Norte

Un presentador y un fotógrafo de la televisora local WYFF News 4 fallecieron al caer un árbol sobre el vehículo en el que se desplazaban para cubrir los sucesos vinculados a la tormenta, degradada a depresión la tarde del lunes. Continúan vigentes las vigilancias por inundaciones en partes de Alabama y Florida.
28 May 2018 – 4:58 AM EDT

Los coletazos de la tormenta subtropical Alberto, degradada a depresión tropical, cobraron la tarde de este lunes sus primeras víctimas mortales: dos periodistas de una televisora local que reportaban las incidencias del meteoro en Carolina del Norte.

Se trata del presentador del canal WYFF News 4 Mike McCormick y el fotoperiodista Aaron Smeltzer, quienes fallecieron al caer un árbol sobre la camioneta en la que se desplazaban por la autopista 176, en el Condado de Polk, Carolina del Norte, según informó la estación.

La cadena CNN, de la cuál la cadena local es afiliada, detalló que "el incidente no ha sido atribuido directamente a Alberto", pero las fuertes lluvias en parte por los bordes de la tormenta, han causado mal clima en toda la región.

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, no dudó en atribuir estas muertes a las malas condiciones derivadas de la tormenta.

"El suelo está saturado", comentó la noche del lunes a reporteros Geoff Tennant, jefe de bomberos en Tyron.

El incidente ocurrió alrededor de las 2:30 pm locales, dijo Tennat. "Es un fenómeno de la naturaleza. Usted sabe qué va a suceder, ni cuándo", agregó.

Tennant acababa de ofrecerle declaraciones a McCormick.

"Hablamos un poco acerca de cómo quería que nos mantuviéramos seguros y queríamos que se quedara a salvo", dijo Tennant. "Luego, 10 o 15 minutos más tarde recibimos la llamada" notificándole el fatal incidente.

Los riesgos y el peligro continúan

Alberto tocó tierra la tarde de este lunes cerca de Laguna Beach, Florida, con vientos sostenidos y pocas horas después se debilitó a depresión subtropical, informó el Centro Nacional de Huracanes ( NHC) en su informe más reciente.

El sistema sigue siendo igualmente peligroso y sostiene vientos máximos de hasta 35 millas por hora.

Se prevé que el martes continúe avanzando sobre el valle de Tennessee y en el valle de Ohio y alcance la región de los Grandes Lagos el miércoles o jueves.

"Es esperable que Alberto produzca de 2 a 6 pulgadas de lluvia desde Alabama a los Grandes Lagos y desde el norte de Florida a la costa atlántica media hasta el miércoles", indica el reporte agregando que puede haber máximos aislados de 12 pulgadas en partes de Florida y Alabama.

Tornados breves podrían aparecer en el norte de Florida, en el centro y sur de Georgia, al sur del Carolina del Sur y el sureste de Alabama.

Alberto, la primera tormenta de esta temporada de huracanes pese a que aún no ha comenzado oficialmente, ya ha dejado a su paso por Cuba torrenciales aguaceros, aunque se espera un leve cambio de fuerza antes de que alcance la costa norte del Golfo más tarde este lunes.

De momento, Alberto ha arruinado el día festivo de Memorial Day en Pensacola, Florida, donde las playas vacías exhibieron este lunes banderas rojas, que alertan sobre la prohibición de nadar y caminar cerca del agua debido al intenso oleaje y las condiciones peligrosas.

En Miami, los organizadores cancelaron el domingo la parte que se lleva a cabo en el mar del Espectáculo Playa, Aire y Mar debido a la intensa lluvia y a lo encrespado del agua. Y en el área de Tampa Bay, en la zona central de la costa del Golfo de México, las ciudades ofrecieron costales de arena a los propietarios preocupados por las inundaciones.

Desde el pasado sábado, Florida, Alabama y Mississippi se han preparado para hacer frente a la emergencia.


El gobernador de Florida, Rick Scott, declaró el estado de emergencia ante Alberto.

“Probablemente estas marejadas provoquen olas y resaca peligrosas”, afirmó el Centro Nacional de Huracanes en Miami en un comunicado.

En estado de emergencia

El boletín vespertino del NHC, con sede en Miami, ha desactivado los avisos de marejada ciclónica para buena parte de la costa oeste de Florida, así como el aviso de tormenta tropical al sur del Río Anclote, también en el oeste de este estado.

El resto del sureste del país, desde Tennessee a las Carolinas recibirán entre 2 y 6 pulgadas de lluvia.

El paso de Alberto por el este del Golfo de México ha motivado la activación de un aviso de tormenta tropical para toda la amplia franja costera que se extiende desde Dry Tortugas, en el oeste de Florida, hasta Bonita Beach, en la frontera entre Mississippi y Alabama, en el sureste de EEUU.

El pasado jueves, la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA) pronosticó una temporada con una actividad normal o "por encima del promedio", lo que se traducirá en que habrá entre 5 y 9 huracanes, de los cuales hasta cuatro pueden ser de categoría mayor.

El periodo de huracanes inicia el 1 de junio y se extiende hasta el 30 de noviembre.


Cuba incomunicada

La región central de Cuba ha quedado incomunicada debido a las intensas lluvias de los últimos días que han provocado inundaciones y la crecida de ríos en las provincias de Villa Clara, Sancti Spíritus y Cienfuegos donde fueron evacuadas más de 15.000 personas, informó la agencia EFE.

La dirección de la Unión de Ferrocarriles de Cuba informó que las precipitaciones dañaron la infraestructura vial y no se restablecerá el servicio hasta tanto se certifique que la circulación de los trenes sea de manera segura e ininterrumpida.

Esta situación meteorológica persiste este lunes tras el tránsito cerca de Cuba el fin de semana de la tormenta Alberto que afectó con sus fuertes lluvias a las zonas central y occidental de la isla.

El jefe de la Defensa Civil Nacional, el general Ramón Pardo Guerra, llamó a "extremar" las medidas de seguridad y protección ante las lluvias durante un recorrido por Sancti Spíritus.

En localidades de esta zona como la ciudad turística Trinidad, Cabaiguán, Fomento y Yaguajay se mantienen evacuadas casi 6.000 personas en casas de familiares o en centros de evacuación estatales debido a la crecida y el desbordamiento de los ríos.

Fotos: Así quedó Florida luego del destructivo paso del huracán Irma

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés