null: nullpx
Inmigración

Ya es oficial: gobernador de Florida, Ron DeSantis, firma la ley que prohíbe las ciudades santuario en el estado

De ahora en adelante todos los departamentos de policía y seguridad del estado tendrán que cooperar con las agencias de inmigración.
14 Jun 2019 – 4:36 PM EDT

El gobernador Ron DeSantis firmó el viernes una ley que prohíbe las políticas de "ciudades santuario" en Florida, como lo prometió en su campaña a la gobernación. De ahora en adelante, bajo esta ley, todos los departamentos de policía y agencias de seguridad del estado tendrán que cooperar con las autoridades de inmigración y se verán obligados a entregarle los inmigrantes indocumentados que sean arrestados.

La medida debe entrar en vigor a partir del próximo mes de julio, si no encuentra oposición en las cortes, donde se espera que sea recurrida por organizaciones proinmigrantes. La ley le otorga autoridad al gobernador y a la fiscalía general para llevar a cabo acciones contra las entidades que violen sus disposiciones.

Con el nombre de Ley SB 168, la disposición firmada por DeSantis prohíbe también a los gobiernos locales llevar a cabo políticas “santuario”, que protegen a los inmigrantes indocumentados de ser deportados.

“Estoy orgulloso de firmar la ley que me presentó la Legislatura de Florida, para defender el estado de derecho y asegurarnos que nuestras comunidades estén a salvo”, escribió el gobernador en su cuenta de Twitter.

La ley fue firmada en la Comisión del Condado de Okaloosa y fue aplaudida por los presentes, que también aclamaron al presidente Donald Trump durante el acto.

“Las ciudades santuario básicamente crean zonas sin ley donde la gente puede venir ilegalmente a nuestro país y nuestro estado, cometer actos criminales y después continuar haciéndolo con toda tranquilidad”, dijo DeSantis en el evento.

La medida ha generado protestas de parte de inmigrantes y grupos proinmigrantes, que temen que estimulará a la policía y las agencias de seguridad a crear perfiles de ellos. También aseguran que forzará a que la gente sea deportada por ofensas menores, como multas de tráfico, y desalentará de presentar denuncias a las autoridades a los inmigrantes indocumentados que sean víctimas o testigos de crímenes.

La representante demócrata Debbie Wasserman Schultz mostró su desacuerdo sobre esta ley en su cuenta de Twitter, argumentando que en la Florida no hay ciudades santuario. “Esto es solo el gobernador promoviendo el odio y la xenofobia”, escribió la representante.

La ley fue promovida por el senador estatal Joe Gruters, también director del Partido Republicano de Florida.


“Volveré a Cuba”: asegura joven sobreviviente del accidente de tránsito ocurrido en el malecón de La Habana

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés