Pirotecnia

Vinculan el mercado ilegal de fuegos artificiales a pandillas tras el decomiso de dos toneladas de 'fireworks'

La incautación de pirotecnia que este mes ha realizado la Policía de Long Beach ha incluido drogas, armas y dinero en efectivo: los responsables de su comercialización han sido identificados como pandilleros.
28 Jun 2017 – 11:59 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Un decomiso de más de dos toneladas de fuegos artificiales ilegales fue asegurado la noche del lunes en Long Beach, donde las autoridades han vinculado su comercialización a las pandillas que operan en esa zona del condado de Los Ángeles.

Además de la enorme cantidad de cohetes o 'fireworks', en el operativo del lunes también se decomisaron drogas, armas y 45,000 dólares en efectivo, según informó el jefe de la Policía de Long Beach (LBPD), Robert Luna, durante una conferencia de prensa realizada este martes.

Una mujer y dos hombres que estaban a cargo del almacenamiento y venta de los fuegos artificiales fueron arrestados.

Las más de dos toneladas, alrededor de 5,000 libras de material explosivo, estaban almacenadas en el garaje de una vivienda ubicada en la cuadra 1800 de la calle East 57 y ahí mismo eran vendidos de manera clandestina, indicó el LBPD.

Los dos hombres detenidos fueron identificados como Darius Bo, de 24 años, y Armand Moore, de 36, ambos residentes de Long Beach y registrados por el LBPD como pandilleros. El nombre de la mujer no fue dado a conocer y sólo se indicó que tiene 29 años.

El Departamento de Protección Infantil tomó en custodia a tres niños de 5, 8 y 10 años, y un adolescente de 17, quienes se encontraban en la vivienda, donde también decomisaron marihuana, heroína, cocaína y otra droga conocida como PCP.


Advierten que los juegos pirotécnicos no son tan divertidos cuando dejan lesiones y daños irreversibles

Loading
Cargando galería

Armas, droga y 'fireworks'

Este mes las autoridades de Long Beach han logrado varios decomisos de pirotecnia y a decir del jefe policial, la mayoría de los detenidos en esos operativos son pandilleros que utilizan este negocio para financiar sus operaciones delictivas.

"Es muy importante que la comunidad entienda que cuando compran este tipo de fuegos artificiales de vendedores no autorizados, prácticamente están poniendo dinero en el bolsillo de pandilleros y apoyando sus actividades ilícitas", mencionó el jefe del LBPD.

Este año la ciudad de Long Beach, donde está prohibida la comercialización y quema de fuegos artificiales, ha emprendido una enérgica campaña para reducir el riesgo de incendios y heridos.

Quienes sean sorprendidos en posesión de cohetes podrían recibir una multa mínima de 1,000 dólares y hasta seis meses de cárcel, advirtieron las autoridades.

En el condado de Los Ángeles hay 39 ciudades donde está permitida la comercialización y quema de fuegos artificiales, de los conocidos como "safe & sane", mientras que en todo California son 289 ciudades. Aquí la lista completa.

Más contenido de tu interés