null: nullpx
Política

Una carta de San Bernardino para aliarse con Trump indigna a sus residentes, la mayoría hispanos

En una misiva los miembros del concejo municipal felicitan a Trump por su triunfo electoral, consideran un honor tenerlo como presidente y le piden aplicar en la ciudad las leyes federales que prohiben la marihuana.
8 Mar 2017 – 4:50 AM EST

LOS ÁNGELES, California.- Una carta que el concejo municipal de San Bernardino envió al presidente Donald Trump para pedir ayuda contra el crimen ha indignado a los residentes de la ciudad de mayoría hispana, por considerar que más que ayudar, contribuirá a generar más miedo entre la población indocumentada.

San Bernardino es una localidad donde el 60% de sus habitantes es latino y que apoyó a la demócrata Hillary Clinton en las elecciones presidenciales de noviembre, aunque también tiene el título de ser la localidad más peligrosa de California.

La polémica misiva fue redactada por el alcalde R. Carey Davis y rubricada por el resto de miembros de la corporación municipal, así como el jefe de Policía de San Bernardino, Jarrod Burguan, y el procurador, Gary Saenz. Con fecha de 13 de febrero, el texto pide una reunión con el presidente Trump y su equipo para ver cómo pueden colaborar con el fin de combatir la delincuencia, en especial la relacionada con el tráfico de drogas y el consumo de marihuana.

"Estamos honrado de tenerlo como nuestro presidente", se lee en el texto en el que se replica el mensaje de campaña de Trump: "Estamos deseando trabajar con usted y con otros de su equipo para ayudar a que nuestra nación sea grande de nuevo".

Dentro de la carta se explica que San Bernardino está teniendo problemas para salir de la crisis económica que atraviesa -recientemente salió de una bancarrota- y que se les ocurrió escribir a la Casa Blanca a raíz de los comentarios realizados por Trump sobre que enviaría apoyo a Chicago para frenar el crimen en esa ciudad, si antes las autoridades locales no lo lograban. Los líderes locales recordaron al presidente el ataque terrorista sufrido en 2015, en el que fallecieron 14 personas y otras 22 resultaron heridas, durante cuya investigación se produjo "un excelente trabajo de colaboración" con las agencias federales.

El mensaje, que no hace referencia alguna a la inmigración, fue enviado a Trump sin el conocimiento de los vecinos, que el lunes fueron a la sesión plenaria municipal para mostrar su malestar.


Temen intervención de Trump

"Esta carta se puede interpretar de varias maneras", explicó a Univision Noticias Luz Gallegos, la directora de programas comunitarios de la organización Todec, de apoyo legal a inmigrantes en San Bernardino y Riverside Todec.

"Va a causar más pánico entre los indocumentados, que ya desconfían de la policía. Van a pensar que ahora están trabajando con ellos (agentes federales", añadió Gallegos. Para el cofundador de Todec, Antonio Ayala, la carta es una "traición".

"Están vendiendo a su gente por dinero", comentó Ayala, quien aunque asegura que está a favor de combatir el crimen, pero cree que esa medida no es la respuesta. San Bernardino no se ha declarado ciudad santuario, aunque su distrito escolar sí aprobó una resolución para convertir los centros educativos en "zonas seguras" para los indocumentados.

La carta pide específicamente a Trump que se implementen en la ciudad las leyes federales que prohiben la marihuana.

Argumentan en el escrito que la ciudad padece de altos índices de criminalidad que están relacionados con el tráfico de drogas, incluyendo la marihuana, pero que durante la administración de Barack Obama se restringieron los recursos para aplicar las leyes federales que prohiben la venta de la yerba.


Hace tres meses los votantes de San Bernardino aprobaron una medida que regula y otorga permisos para la venta de marihuana en la ciudad al mismo tiempo que en todo el estado se legalizó su uso recreativo.

La principal recriminación al concejo durante la junta del lunes se enfocó en el hecho de haber pedido ayuda para combatir la marihuana cuando fueron los votantes de San Bernardino los que aprobaron su regulación.

“En vez de aplicar la voluntad de los votantes, la carta nos está criminalizando”, dijo Rocío Aguayo, estudiante del San Bernardino Valley College que habló en la sesión del concejo municipal.

Los reclamos de la comunidad obligaron a las autoridades locales a instituir una nueva política para que ese tipo de cartas sean sometidas a discusión y voto público.

La solicitud de ayuda a Trump fue promovida por el concejal Henry Nickel y secundada por su colega John Valdivia.

La concejal Virgnia Márquez dijo que estaba de acuerdo con la carta y que si tuviera que firmarla de nuevo, lo haría.

El concejal Fred Shorett dijo por su parte que fue un error haber firmado la carta, pero que la intención no era crear conmoción en la comunidad.

En fotos: Ataque en San Bernardino, un año después

Loading
Cargando galería



Más contenido de tu interés