null: nullpx
Prostitución

Un “padrote” que tatuaba a sus víctimas

Laron Darrel Carter, quien presumía ser un “proxeneta que atraviesa el país”, fue sentenciado a 40 años de prisión al ser encontrado culpable de tráfico sexual de menores a quienes marcaba con un tatuaje.
19 Jul 2016 – 8:39 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Laron Darrel Carter, de 39 años de edad, creció en una pandilla del sur de California con el apodo de "Birdd", la misma palabra que tatuaba a las mujeres menores de edad que solía prostituir en varios estados del país.

Carter fue sentenciado este lunes a 40 años de prisión luego de que en abril pasado un jurado lo encontró culpable de tráfico sexual de siete menores.

Las autoridades lo identifican como miembro de una pandilla "Crip" en la ciudad de Gardena, en el sur de Los Ángeles, donde era conocido con ese apodo de pájaro al que hacía honor por la forma de operar en el tráfico sexual de menores.


El proxeneta volaba junto con sus víctimas hacia varios estados del país para prostituirlas, según se expuso durante el juicio.

La juez Virginia Phillips, además de la sentencia a 40 años tras las rejas, ordenó el pago de $631,248 dólares para seis de las víctimas que testificaron en su contra.

La evidencia mostrada en el juicio reveló que durante una década, de 2003 a 2013, Carter prostituyó a chicas que eran menores de edad –la más chica tenía13 años– a quienes marcaba como si fueran de su propiedad al tatuarles su apodo.

Sus víctimas declararon que Carter solía darles de puñetazos en la cara, además de golpearlas con un cinturón.

La Procuraduría Federal en Los Ángeles comprobó que Carter transportaba a las menores para trabajos sexuales de California a Arizona, Texas, Georgia, Washington D.C. y Nevada.

Padrote de profesión

“El acusado parecía disfrutar de su papel de explotador de menores, pero ahora pagará un precio muy alto por el daño inmesurable que causó a sus víctimas”, declaró al fiscal Eileen Decker.

Los fiscales presentaron durante el juicio algunas publicaciones que Carter hizo en su página de Facebook en las que presumía ser un “padrote que atraviesa el país”, que trabajaba para “Pimpin International” y se anunciaba en Backpage.com como si fuera una compañía que renta mujeres para servicios sexuales.

El sentenciado solía seducir a las víctimas para hacerlas sus novias y luego encaminarlas a la prostitución. Las mantenía bajo amenaza y las controlaba haciendo uso de la violencia física, refirió la fiscalía.

El caso contra Carter se derivó luego de que una de sus víctimas, una adolescente de 16 años que viajó de Minnesota a California para conocer al novio que contactó a través de las redes sociales, pero que se convirtió en su proxeneta.

La joven logró escapar en 2013 y denunció lo que sucedía. Tras casi un año de búsqueda, el "padrote volador" fue arrestado por agentes federales en abril de 2014 en Las Vegas para luego ser enjuiciado en Los Ángeles.

Más contenido de tu interés