Sobornos

Un funcionario cobró una fortuna en sobornos para librar de sus condenas a los malos conductores, según las autoridades

El supuesto líder de esta trama corrupta habría utilizado el dinero para irse de vacaciones y comprar un restaurante en el sur de California.
7 Sep 2016 – 7:50 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Las autoridades federales detuvieron este miércoles en California a una decena de personas acusadas de cobrar sobornos para manipular los registros judiciales con el fin de que conductores que habían cometido infracciones al volante, incluido estar bajo los efectos de sustancias (DUI), evitaran ser condenados por sus delitos.

El presunto cabecilla de la trama, José López Jr., llegó a ingresar en efectivo hasta 8,000 dólares por encargo para hacer desaparecer los problemas legales de los malos conductores, según el comunicado de la Fiscalía del Distrito Central de California.

Esta estafa al sistema judicial ocurrió entre 2010 y 2015 y le sirvió a López, según la investigación, para pagar sus vacaciones en destinos internacionales, viajes a Las Vegas y abrir un restaurante en Garden Grove.

La operación corrió a cargo del FBI y de agentes del Departamento de Tesorería de Estados Unidos (IRS). Los detectives no han logrado determinar aún cuánto dinero se embolsó supuestamente López durante el lustro de corrupción judicial, aunque lo cifran en cientos de miles de dólares.

López, de 36 años y residente en Anaheim, fue arrestado este miércoles junto con nueve de las personas que presuntamente empleaba para reclutar afectados. Los detenidos son hispanos en su mayoría y tienen entre 24 y 46 años. Las autoridades aún están pendientes de capturar a otros dos individuos acusados en esta causa..

Todos los citados enfrentan cargos por conspirar para violar la ley federal contra la Extorsión Criminal y las Organizaciones Corruptas (RICO, en inglés). Se han contabilizado 139 acciones que implicaron sobornos y alteraciones de los registros judiciales. López tendrá que responder a acusaciones por cobrar sobornos y por blanqueo de dinero.

Así operaba la trama corrupta
Las autoridades creen que por culpa de la acción de López y su grupo, centenares de personas que tenían que cumplir con algún castigo judicial por delitos de tráfico vieron cómo sus casos eran desestimados, sus multas rebajadas o se anulaba el tiempo de cárcel que tenían que cumplir después de pagar la cuota al funcionario corrupto.

López se habría encargado de introducir información falsa o modificar la existente en los sistemas informáticos de la Corte Superior del Condado de Orange, donde trabajaba, para que tanto jueces como fiscales observaran que los casos habían sido resueltos.

“El acusado habría asumido los papeles de juez, fiscal y abogado defensor para llenar sus bolsillos en un asombroso abuso de su posición. Dicho de forma sencilla, comprometió todo el sistema de justicia del condado de Orange”, comentó la fiscal del Distrito Central de California, Eileen M. Decker.

López habría terminado de forma inapropiada con más de un millar de casos, incluidos 69 que tenían que ver con conductores que manejaban bajo el efecto de sustancias como podía ser el alcohol o la droga.

Lea también:


Publicidad