null: nullpx
Narcotráfico

Tijuana vuelve a sangrar por la guerra entre 'El Chapo' y 'El Mencho'

Más de 670 homicidios se registraron en esa ciudad fronteriza del 1 de enero al 20 de octubre, la cuarta tasa más violenta reportada desde 1990.
4 Nov 2016 – 3:37 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Cadáveres perforados por las balas, calcinados, colgados de los puentes, con el ‘tiro de gracia’, desmembrados o ya en estado de putrefacción, sellos distintivos del narcotráfico, han vuelto a ser parte del panorama habitual en la ciudad fronteriza de Tijuana, México. Ahí, del 1 de enero al 20 de octubre se registraron en promedio dos asesinatos por día, sumando 678, reportó la prensa.

Justo el Día de Muertos, el pasado 2 de noviembre, después de que miles de tijuanenses llevaron flores a las tumbas de sus difuntos, apareció un cadáver colgado de un puente peatonal en esa localidad. Fue identificado con el apodo de ‘El Viejo Loco’, un presunto vendedor de droga. Tenía 40 años.

Detrás de esta escalada de violencia están Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, líder del cartel de Sinaloa, y Nemesio ‘El Mencho’ Oceguera, jefe del cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG). Su guerra por la plaza que hasta hace unos años perteneció al cartel de Tijuana, de los hermanos Arellano Félix, no da tregua.


La tasa de homicidios que se registraba dos meses antes de concluir el año era la cuarta más alta desde 1990, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), acercándose al período más sangriento de Tijuana, que comprende de 2008 a 2010, cuando hubo 3,108 asesinatos.

La incursión del CJNG en enfrentamiento con bandas locales al servicio del cártel de Sinaloa ha provocado ese derramamiento de sangre que se sella con la exposición pública de cuerpos descuartizados, según las autoridades.

A ese grupo, el Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles (LASD) le confiscó un arsenal, que incluía un rifle calibre 50, capaz de derribar un helicóptero, en la ciudad de Oxnard, California, a mediados de septiembre. Cuatro personas fueron arrestadas.

Muertos de ambos lados de la frontera

También los estadounidenses han sido víctimas de la batalla entre narcos en Tijuana.

Según datos del Departamento de Estado revisados por Univision Noticias, entre octubre de 2002 y junio de 2016, 169 estadounidenses perdieron la vida en esa localidad fronteriza tras sufrir algún tipo de agresión física, cifras que están muy por encima de los registrados en Ciudad Juárez (96), la segunda en esta lista, y en la capital iraquí, Bagdad (90).


“Tijuana y Rosarito continúan experimentando un aumento en la tasa de homicidios de enero a octubre de 2015, en comparación con el mismo período del año anterior”, advertía en su más reciente alerta de viaje, emitida en abril pasado, el Gobierno de EEUU.

“Aunque la mayoría de estos homicidios parecían ser asesinatos precisos del crimen organizado, las rivalidades entre grupos criminales han resultado en crímenes violentos en las zonas frecuentadas por los ciudadanos de Estados Unidos”, agrega la alerta para los turistas.

El Departamento de Estado ha reportado que otros delitos como secuestro, asalto a mano armada y robo de auto también han afectado a sus connacionales que viven, trabajan o pasean en México.

De 2014 a 2015, la cifra de asesinatos de estadounidenses ahí subió de 100 a 103, reportó.

Uno de esos asesinados fue el empresario Jorge Kalb Zarmati, quien a mediados de julio se encontraba en el vestíbulo del hotel Marriot de Tijuana cuando un sicario se le acercó para descargar su arma y llevarse un maletín.

Lea también:


Publicidad