Narcotráfico

'The Drug Llama', la narcotraficante ligada a la muerte de un bebé por sobredosis de fentanilo

La californiana Melissa Scanlan ha sido acusada de ofrecer más de 50,000 pastillas de fentanilo en Internet y distribuirlas a través de servicios de paquetería. Ahora enfrenta una condena mínima de 10 años de prisión federal. La mujer estaría detrás de al menos dos muertes en 2017 por sobredosis de droga, incluido un bebé.
25 Sep 2018 – 6:51 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.– Se llamaba Leo Holz y tenía 10 meses de nacido. Su muerte es una de las 81 registradas en 2017 por sobredosis de fentanilo en San Diego. A este bebé le bastó consumir los restos de las pastillas de color azul que sus padres dejaron sobre la cama (un adulto puede morir tras ingerir una pizca de la droga). La autopsia encontró restos del narcótico en el estómago y la sangre del menor.

Mientras las autoridades tratan de presentar cargos contra los padres del bebé por su fallecimiento, también quieren llamar a rendir cuentas a la persona que les vendió las píldoras de fentanilo: una mujer que compraba la droga en México, la ofrecía en sitios ocultos en Internet usando el alias de 'The Drug Llama' y la entregaba a sus clientes usando servicios de envío de paquetería.

Melissa Scanlan, de 31 años y residente de San Diego, también ha sido señalada por la muerte por sobredosis de una mujer el año pasado. La acusada fue arrestada por segunda vez el pasado 4 de septiembre y compareció en una corte federal del sur de California la semana pasada. Los fiscales alegan que ella fue responsable del envío de más de 50,000 pastillas de fentanilo en todo el país.

Ahora se enfrenta a una condena mínima de 10 años en una prisión federal. Las autoridades pidieron que se le niegue el derecho a salir bajo fianza por riesgo de que se fugue. Está pendiente su extradición al estado de Illinois para enfrentar cargos de distribuir fentanilo a nivel nacional y lavado de dinero.

El fentanilo es un analgésico opiáceo altamente adictivo y muchas veces letal. Es 50 veces más potente que la heroína y 100 veces más que la morfina, por lo cual lo catalogan como una amenaza a la salud pública. Su decomiso ha incrementado en la frontera entre California y México, donde a principios de agosto le encontraron 11,500 pastillas del narcótico a un joven de 19 años.

Más de 5,400 californianos murieron por consumo excesivo de opioides, cocaína y metanfetamina entre febrero de 2017 y febrero de 2018, esto es 8.6% más que el mismo período del año anterior, según cifras de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Contrabandista de Internet

De acuerdo con la acusación, 'The Drug Llama' se dedicó a distribuir fentanilo entre el 1 de octubre de 2016 y el 2 de agosto de 2018. "Fue parte de una conspiración internacional de lavado de dinero", alega la Fiscalía federal.

Para evadir a las autoridades, esta mujer utilizó la llamada 'Internet Oscura' o 'Dark Web', que usa cuentas electrónicas complejas para ocultar su fuente real y a las cuales se accede empleando un software especial. Ese sistema es utilizado por narcotraficantes, contrabandistas de armas, pedófilos y terroristas. Hay miles de lugares anónimos usados para que múltiples actividades ilícitas queden fuera de los radares de las agencias del orden.

"La 'Internet Oscura' es un mercado virtual para traficantes de drogas y otros delincuentes que buscan el anonimato que solo el mundo digital puede brindar", explicó el fiscal Adam Braverman al mencionar el proceso judicial contra 'The Drug Llama'.

"Pero no hay ningún lugar donde no podamos ir a buscarlos, especialmente cuando se trata de fentanilo y cuando hay vidas en juego", agregó el funcionario.

Las autoridades alegan que Scanlan también ofrecía oxicodona, anfetamina, morfina y otros opioides.

Su negocio se acabó cuando agentes encubiertos le compraron droga y presentaron como prueba la dirección del remitente en los paquetes que les envió y que era un antiguo negocio suyo. También usó la identidad falsa de 'Samantha Cooper', que resultó ser el nombre de sus perros.

Al indagar en su cuenta de PayPal, el sistema electrónico de pago, los detectives encontraron miles de transacciones relacionadas con la venta de droga.

Uno de los agentes encubiertos que la contactó en julio afirmó que esta le aseguró que podía conseguir hasta 500 pastillas de fentanilo, pero negó verlo en persona argumentando que prefería un método más seguro para entregarle la mercancía, el sistema de envío de paquetería.

Ella fue detenida por primera vez a principios de agosto tras ejecutar una orden de cateo en su casa. Entonces enfrentaba cargos estatales por delitos relacionados con droga. Solo estuvo detenida una semana y en lugar de ocultar los rastros de su negocio ilícito, la mujer viajó a México para comprar unas 1,000 píldoras del opioide. Esto ocurrió a pesar de que estaba en embarazo, según la Fiscalía.

Pero en su perfil en la página Linkedln, Scanlan se describe como una "joven profesional que se especializa en la administración de operaciones para empresas pequeñas y medianas".

En dicho sitio afirma que ha trabajado en una empresa dedicada a la manufactura de productos farmacéuticos en San Diego y en otra que diseña y fabrica varios artículos, como fundas para computadoras portátiles y recipientes de cuero para tarjetas de presentación.

Mira también:



El fentanilo: la potente droga que se propaga en EEUU

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés