null: nullpx
Elecciones en México

“Se tienen que ganar nuestro voto”: migrantes en EEUU quieren influir en las elecciones mexicanas

Alrededor de 102,000 mexicanos que viven en Estados Unidos se han registrado para elegir al próximo presidente de México, anticipando la mayor participación desde que se estableció este sistema en 2006. Pero algunos creen que este sufragio no definirá la contienda.
1 Abr 2018 – 01:07 AM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

LOS ÁNGELES, California.- Carlos Peraza saca de su cartera una credencial para votar de México y la muestra con orgullo. La tramitó el año pasado con la esperanza de usarla en la elección del próximo 1 de julio, en la cual se define quién será el próximo presidente de su país.

“Yo llegué hace 15 años a Los Ángeles y aquí supe lo que es dejar de votar y ser solo un observador de lo que deciden los demás. No soy ciudadano, no puedo votar en este país. Voté en Guanajuato, pero estaba muy chavo (joven) y no le daba la importancia debida. Esta vez lo haré a consciencia”, dice este hombre que se gana la vida embelleciendo jardines en el adinerado oeste angelino.

La pregunta es si la próxima elección presidencial en México será influida por el voto de Carlos y el de los 102,000 paisanos fuera de su país que se han registrado en el padrón (cifra preliminar del Instituto Nacional Electoral, INE). El plazo para tramitar la tarjeta se vence este sábado 31 de marzo.

Según funcionarios electorales, los mexicanos radicados en EEUU podrían inclinar la balanza el 1 de julio, eligiendo presidente, legisladores federales y algunos gobernadores. Pero activistas en California creen que todo volverá a ser una simulación política, como en la elección presidencial de 2012, cuando apenas sumaron unos 42,000 sufragios.

“Seguimos en espera de que a los mexicanos que viven en Estados Unidos se les llegue la democracia”, dijo Juan José Gutiérrez, dirigente de la organización Vamos Unidos USA, durante un foro sobre el voto de los mexicanos en el extranjero que hace unos días se realizó en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).


Gutiérrez y otros líderes mexicanos reclamaron en dicho evento sobre los múltiples “candados” que complican el voto desde el extranjero, como el trámite en los consulados, esperar mucho tiempo para recibir la tarjeta por correo, registrarse en el padrón y emitir el sufragio. “Todo continúa siendo una simulación”, dijo Gutiérrez, quien compara el escaso registro en el padrón frente a los más de 35 millones de personas de origen mexicano que viven en este país.

"Una vez más será un fracaso"

A decir de Raúl Murillo, de la organización Hermandad Community Centers, se ha avanzado poco, aunque por más de 20 años han peleado para los migrantes sean tomados en cuenta en las votaciones. “Es increíble que sigamos luchando para que en México respeten nuestros derechos”, dijo el activista. “Si pedimos papeles a Estados Unidos ¿Por qué tenemos que pedir papeles a México?”, reprochó.

Él cree que todo se ha planeado “para que un porcentaje mínimo esté activado (registrado en el padrón) y una vez más será un fracaso la participación de los mexicanos en el exterior”.

Ángela Sanbrano, representante de la Red Mexicana de Líderes y Organizaciones Migrantes, asegura que ha hecho falta compromiso por parte de los candidatos presidenciales, quienes no han definido una agenda que defiende a los inmigrantes de las duras acciones migratorias de la administración Trump.


“Es fundamental que el gobierno de México responda con políticas concretas que apoyen a los que están en riesgo de ser deportados, políticas fronterizas que promuevan y apoyen al comercio y el intercambio cultural; no más militarización en la frontera”, dijo la activista. “No les vamos a regalar el voto. Se tienen que ganar nuestro voto. Nos tienen que escuchar”, agregó.

Una coalición de organizaciones mexicanas en California redactó una lista de prioridades que, a su parecer, deben ser incluidas en la agenda del próximo huésped de Los Pinos, quejándose de que el actual gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto no los ha defendido de Trump.

Piden que se extienda la red de protección consular, que haya una campaña que abogue por una reforma migratoria “justa y humana”, crear programas de capacitación laboral con enfoques binacionales, más atención para los deportados, combate a la delincuencia y corrupción, así como un nuevo mecanismo electoral que facilite el proceso de votación.

“La elección de 2018 representa un momento histórico por la situación que atraviesa el país y un gobierno en el norte que abiertamente se ha pronunciado contra México y los mexicanos”, expresó Francisco Moreno, vocero del Consejo de Federaciones Mexicanas en Norteamérica (COFEM).

“Es indispensable que los y las aspirantes a la presidencia de México establezcan con claridad y puntualidad su agenda para la comunidad mexicana que reside en Estados Unidos”, añadió.

“No hay posibilidad de hacer trampa”

Las últimas contiendas presidenciales en México han concluido con resultados ajustados, dando pie a quejas de que hubo fraude electoral. En la votación de 2006, en los primeros comicios en los que los mexicanos votaron fuera del país, el expresidente Felipe Calderón ganó por unos 244,000 votos o menos de un punto porcentual. En esa contienda, el INE registró 61,370 votantes en el extranjero, y en la de 2012 unos 59,115. Alrededor de dos tercios de ese padrón han votado en cada jornada.


“Las elecciones se han podido ganar con poco margen y en ésta será importante el voto desde el extranjero”, dijo Gabriela William Salazar, consejera electoral de la Ciudad de México, quien insiste en que desde EEUU se puede influir en los compromisos sociales que tome el siguiente mandatario aztecas y beneficiarse de estos en caso de que tengan que retornar voluntariamente o por una deportación.

Enrique Andrade, consejero del INE, espera que este verano se registre una histórica participación de votantes mexicanos en EEUU. “La mesa está puesta para quien tenga interés”, dijo el funcionario en una entrevista con Univision Noticias.

Sobre las quejas de fraude, Andrade aseguró que el sistema electoral mexicano garantiza su transparencia sumando a vecinos que conducen y vigilan las jornadas de votación.

“El voto en el extranjero igualmente se va a contar por estos funcionarios de casillas y estarán representantes de todos los partidos políticos”, señaló Andrade. “Es decir, es un voto que se cuenta frente a todos. No hay posibilidad de hacer trampa”, concluyó.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés