null: nullpx
Incendios

Por qué en California se sigue celebrando el 4 de julio con fuegos artificiales pese a los incendios

A las autoridades les preocupa que en este feriado se intensifiquen las llamas y ardan más cerros por causa de una inofensiva bengala para niños o por los peligrosos cohetes explosivos. Los fuegos pirotécnicos son ilegales en muchas ciudades, pero aún así se consiguen muy fácil; y peor aún: las lesiones que causan llenan las salas de emergencia.
4 Jul 2018 – 9:58 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.– Mientras cuatro voraces incendios han calcinado más de 88,000 acres y más de 4,000 bomberos combaten sus llamas desde hace dos semanas en el norte de California, esta pregunta se ha vuelto a formular en la víspera del Día de la Independencia de Estados Unidos: ¿se debe eliminar la peligrosa tradición de festejar el 4 de julio con fuegos artificiales?

De hecho, antes de que comenzaran las conflagraciones que siguen activas (County, Pawnee, Lane y Flat), el estado padeció el peor año de incendios forestales en su historia, afectando severamente la zona vinícola de Napa y Sonoma entre octubre y diciembre de 2017. El Saldo: un total de 44 personas perdieron la vida y cerca de 8,900 casas y edificaciones quedaron destruidas.

La advertencia de bandera roja se activó nuevamente en esa región por la baja humedad, las altas temperaturas y los fuertes vientos. En el condado Lake, el llamado fuego Pawnee ha consumido 15,000 acres desde hace una semana. En tanto, más de 72,000 acres del condado Yolo ya han sido calcinados desde el sábado por el incendio forestal County y este apenas ha sido contenido un 15%.

A los residentes del sur de California también les han pedido permanecer en alerta por temperaturas récord que alcanzarán los tres dígitos en el condado de Los Ángeles este fin de semana.

A las autoridades les preocupada que en este feriado se intensifiquen los incendios y ardan nuevos cerros por causa de una inofensiva bengala para niños o por los potentes explosivos que se consiguen en el mercado negro.

"Cada año los fuegos artificiales provocan cientos de incendios forestales en California", advirtió en un tuit el Departamento de Protección contra Fuegos de California (Cal Fire).

"Esté seguro este 4 de julio y use solo fuegos artificiales legales si se permite en su área. Nunca encienda fuegos artificiales cerca de pasto seco y siempre tenga a mano una cubeta de agua y una manguera", agregó.


"Debemos entender los peligros"

Un editorial del periódico Sacramento Bee ha ido más allá pidiendo cancelar esta costumbre por el bien del estado. "Cada verano, por estas fechas, los californianos respondemos de la misma manera: rodeados por riesgos de incendio hacemos estallar un manojo de fuegos artificiales", señaló el diario.

"No es para frenar el entusiasmo patriótico a medida que se acerca el Día de la Independencia, pero ¿no es hora de que este estado lleve la celebración del 4 de julio al cambio climático del siglo XXI?", agrega.

Según el diario, la diversión, los fondos que por la venta de estos artículos obtienen organizaciones sin fines de lucro y el peso político de los fabricantes no deberían ponerse por encima de la seguridad de un estado que literalmente está sentado sobre un polvorín.

"Es hora de alinear las leyes de California con los costos y beneficios modernos de las celebraciones que involucran explosivos", opinó la junta editorial del Sacramento Bee, pidiendo al menos prohibir su venta cuando dicha práctica se vuelve más peligrosa debido a las condiciones climáticas.

De acuerdo con un reporte de la Asociación Nacional de Protección contra Incendios (NFPA), casi la mitad de los fuegos que ocurrieron cada 4 de julio en los últimos años fueron causados precisamente por esos artefactos.

En general, cita el grupo, estos causaron unos 15,600 incendios en EEUU en 2013, incluyendo 1,400 fuegos de edificaciones, 200 de vehículos y 14,000 forestales y de otro tipo.

"Debemos entender los peligros asociados con el uso de fuegos artificiales ilegales o el uso indebido de los legales", señaló Ken Pimlott, titular de Cal Fire, en un comunicado.

119 muertos por fuegos artificiales

Otro inconveniente por bombardear el cielo con luces de colores es que las salas de emergencia suelen llenarse de lesionados por esos explosivos antes, durante y después del Día de la Independencia.

La Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo (CPSC) alerta que, en promedio, 280 personas son atendidas en hospitales por dicha causa en los días cercanos al 4 de julio. Más de un tercio (35%) de los lastimados entre el 20 de junio y el 20 de julio de 2014 tenían menos de 15 años y el 9% menos de 5 años.

En 2015 hubo 11,900 personas heridas por fuegos pirtotécnicos, la cifra más alta en dos décadas.

Solo las bengalas provocaron el 28% de dichas lesiones. Las partes del cuerpo más lastimadas son las manos y los dedos (32%), la cabeza, la cara y los oídos (25%), los ojos (16%), las piernas (15%) y los brazos (4%).

También han ocurrido fatalidades. De 2000 a 2015, se reportaron 119 muertes por fuegos artificiales, esto es un promedio de 7.4 decesos por año, según CPSC. Al menos 11 personas fallecieron en 2015 por ese motivo.

La víctima más pequeña tenía 12 años y era habitante del estado de Tennessee. Aquella tarde del 4 de julio él estaba con otros niños y un adulto disparando cohetes hacia botellas y velas en una calle de su barrio. La Policía reportó que el estallido de un dispositivo tipo mortero lanzó algunos restos al pecho del adolescente. Paramédicos lo trasladaron a un hospital, donde fue declarado muerto.

En algunos lugares de California, incluidos Los Ángeles (ciudad), El Dorado y Shasta (condados), se prohíbe por completo el uso de dichos artefactos. Han seguido el ejemplo del estado de Massachusetts.

Los cielos se tornan naranja por incendio que avanza sin control en el norte de California

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:IncendiosHeridosMuertesComunidadCalifornia

Más contenido de tu interés