null: nullpx
Estafa y Fraude

Más de 2,000 trámites migratorios están en el limbo por el falso consultor del “Dios le bendiga”

A pesar de que un tribunal de Los Ángeles condenó a Eddie Rivas Bonilla por ofrecer servicios migratorios legales sin tener una licencia, su negocio ha seguido operando. Las más de 2,000 víctimas de su negocio, Servicio Latino Legal Office, ahora se preguntan qué pasara con sus trámites migratorios.
17 Ago 2017 – 1:20 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Eddie Rivas Bonilla ofrecía a sus clientes una “garantía” del 90% de efectividad en casos migratorios si pagaban por adelantado miles de dólares a su negocio, Servicio Latino Legal Office, que por años operó en un barrio hispano de Los Ángeles, California. Y ese “margen de error” en sus trámites lo llenaba con frases esperanzadoras. “Tenga fe” y “Dios le bendiga”, les decía.

Pero Rivas Bonilla hizo todo menos ayudar al prójimo, pues se llenó los bolsillos ofreciendo consultoría migratoria sin tener una autorización. Su local fue clausurado luego de que la Corte Superior del condado de Los Ángeles lo declaró culpable por ofrecer servicios legales sin licencia, le ordenó pagar multas no especificadas y lo condenó a libertad condicional.

Las autoridades rescataron más de 2,000 archivos de sus defraudados, quienes no solo han terminado en el limbo, sino con la angustia de que la mala representación legal de Rivas Bonilla los haya dejado en la lista de deportación del Servicios de Inmigración y Aduanas (ICE).

“A todos los engaña igual y les dice: ‘oh, hermano, Dios le bendiga, tenga fe, todo va a estar bien’”, dijo “María”, una de las víctimas, en una entrevista con Univision 34. Esta salvadoreña que pide ocultar su identidad aseguró que le pagó 6,000 dólares a Rivas Bonilla con la esperanza de legalizarse. Hace más de una década llegó a Estados Unidos y desde entonces ha sido indocumentada.

“Me dijo que sí me podía ayudar y agarró mi caso”, contó “María”, quien afirmó que siguió al pie de la letra las indicaciones del defraudador hasta que se enteró que su caso había sido rechazado. Luego supo que Servicio Latino había solicitado asilo político para ella, pero no presentó suficientes pruebas. “María” aseguró que Rivas Bonilla jamás le notificó que usaría tal estrategia en su caso.

Ahora esta mujer vive con el temor de que ICE toque la puerta de su casa en cualquier momento.


La Barra de Abogados de California ha recibido los más de 2,000 archivos de los clientes de Rivas Bonilla y continúa en la búsqueda de otras víctimas.

Hace un mes, Univision 34 confirmó que Rivas Bonilla desacató la orden judicial por seguir ofreciendo sus servicios fraudulentos en su oficina. “Regresó al lugar y siguió operando”, dijo entonces Rigoberto Reyes, vocero del Departamento de Asuntos del Consumidor del condado de Los Ángeles, agencia que ha enviado investigadores encubiertos para que le sigan los pasos al acusado.

Rivas Bonilla, por su parte, ha negado que fingió ser abogado de inmigración para robar miles de dólares y otras acusaciones.

“Yo no ando engañando, mintiendo, ni prometiendo”, aseguró. Anteriormente, él comentó que sólo compartía las opiniones de un abogado que ya había revisado los casos de sus clientes. “Ellos (sus acusadores) pueden decir cualquier cosa y, a la vez, tratan de exagerar siempre”.


El fraude migratorio de Rivas Bonilla es solo parte del creciente número de denuncias que reciben las autoridades en Los Ángeles, lo cual atribuyen a las duras políticas migratorias del presidente Trump.

En junio, la Policía arrestó a Elena Rivas, una famosa consultora de inmigración y conductora de un programa de radio en San Francisco, en el norte de California, quien tenía tres empleadas que llenaban trámites migratorios sin estar autorizadas. Según las autoridades, Rivas y sus asistentes prepararon mal los documentos de un inmigrante y este terminó varado en México tras una audiencia “innecesaria”.

Este tipo de quejas se han triplicado en el condado de Los Ángeles. Solo el Departamento de Asuntos del Consumidor en esa jurisdicción recibió alrededor de 250 denuncias de junio de 2016 a mayo de 2017, un incremento del 300% comparado con los entre 75 y 85 reportes que registró el año anterior.

Deportados de la era Trump: los rostros detrás de las cifras (FOTOS)

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés