null: nullpx
Muertes

Revelan detalles sobre la muerte de joven con discapacidades tras disparos de la policía: su familia exige respuestas

"A la brava", así fue como describieron los familiares de Margarito López Jr. la intervención de la policía de Los Ángeles. El joven de 22 años falleció tras disparos recibidos. El LAPD reveló detalles sobre el incidente.
Publicado 24 Dic 2021 – 07:06 PM EST | Actualizado 24 Dic 2021 – 07:14 PM EST
Reacciona
Comparte

Cargando Video...
Cargando Playlist...
1:15
1:16
0:26
4:25
2:38

LOS ÁNGELES, California.- Un joven de 22 años falleció el domingo pasado tras ser baleado por la policía de Los Ángeles luego de un reporte sobre “un hombre armado con un cuchillo”.

Margarito López Jr., quien fue descrito por sus familiares como con discapacidades mentales, quedó tendido en el suelo en el bloque 900 de East Adams Boulevard, en medio de la sorpresa de decenas de personas que fueron testigos de lo ocurrido.

La policía de Los Ángeles reveló este viernes detalles del incidente y los nombres de los policías que dispararon contra Margarito López Jr.

El reporte fue recibido a las 7:00 p.m. del 18 de diciembre. “Cuando llegaron los oficiales, vieron al sospechoso, posteriormente identificado como Margarito López, de 22 años, armado con un cuchillo de carnicero”, según el comunicado.

Los oficiales ordenaron a López “que soltara el cuchillo; sin embargo, ignoró las órdenes del oficial”. En ese momento se produjo una primera ronda de disparos de un proyectil descrito como “menos letal de 40 milímetros”.

No obstante, López continuó en dirección a los oficiales sin soltar el cuchillo. “En ese momento, se disparó un segundo proyectil de espuma menos letal de 40 milímetros, seguido de un disparo por un oficial”, informó el LAPD.

López fue alcanzado por disparos y cayó al suelo. Más adelante fue declarado muerto en un hospital local.

Los policías fueron identificados como Jose Zavala y Julio Quintanilla de la División de Newton de la Policía de Los Ángeles.

Familiares exigen respuestas


Para los padres y familiares de Margarito la policía actuó con uso excesivo de fuerza y no tuvo en cuenta las discapacidades de la víctima.

“En vez de que vengan y nos ayuden, no más vienen a matar, en vez de ayudar a la gente. Nada más vienen y matan, aunque sea un niño chiquito o grande, nada más lo matan“, dijo Sonia López, hermana de Margarito Jr..

En el video grabado por testigos del incidente es posible escuchar entre cuatro y cinco disparos.

Margarito López, padre de Margarito Jr., asegura que su hijo tenía discapacidades mentales y que necesitaba apoyo psicológico y no una respuesta agresiva. “Su modo de estar entrenado para salvar vidas, no para matar, pero la policía vino y automáticamente, a la brava (respondió)”, dijo su padre sobre ocurrido.

El LAPD cuenta con 63 agentes entrenados para responder a llamadas con crisis de salud mental sin embargo, testigos señalan que la balacera se desató en cuestión de minutos.

“Justo después se van con toda la fuerza a dispararle al joven, cinco veces y en el pecho. Vamos, eso está mal, está muy mal”, dijo Terrence Dydell, testigo del tiroteo.

La familia señala el hecho como abuso de autoridad especialmente después de que Margarito Jr. cayera al suelo malherido. “Después de que balearon al niño todavía lo levantaron, le dieron vuelta y lo esposaron, cuando ya no debían hacer eso, el niño ya está tirado, ya está desangrado… ¿dónde va a ir el niño?”, dice Sonia indignada.

Los familiares exigen una investigación a fondo después de una situación que, aseguran, debió ser manejada de un modo diferente. “Ya no queremos que caiga más sangre en nuestra vecindad, por favor. Que haiga autoridad que de verdad vela por nuestros niños”.

Según datos del LAPD una de cada tres personas que fueron baleadas por agentes de ese departamento este año has sido personas con algún tipo de trastorno mental.

Te recomendamos

Loading
Cargando galería

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés