null: nullpx
Criminalidad y Justicia

La acusada de la muerte del pequeño Liam Kowal se declara no culpable

Donna Marie Higgins, de 72 años, enfrenta cargos de homicidio con vehículo, por conducir bajo los efectos del alcohol y causar un accidente de tráfico con heridos y darse a la fuga.
16 Nov 2016 – 8:14 PM EST

Retratos de Liam, el pequeño niño donante

Loading
Cargando galería

LOS ÁNGELES, California.- La mujer acusada del atropello que terminó por causarle la muerte a Liam Kowal, el niño de 15 meses hijo del peleador de artes marciales mixtas (MMA) Marcus Kowal, se declaró este martes no culpable del crimen.

Donna Marie Higgins, de 72 años, enfrenta cargos de homicidio con vehículo, por conducir bajo los efectos del alcohol y causar un accidente de tráfico con heridos y darse a la fuga, según informó la Oficina del Fiscal del Distrito del Condado de Los Ángeles.

Los hechos ocurrieron el 3 de septiembre en la ciudad de Hawthorne cuando, según la versión policial, Higgins arrolló a una adolescente de 15 años y la carriola que empujaba en la que viajaba el pequeño Liam. La joven se disponía a cruzar entre la calle 133 y el bulevar Hawthorne. Higgins habría continuado su camino después del atropello y estaría en estado de ebriedad.

En caso de ser condenada, la mujer podría ser sentenciada a un máximo de 12 años de cárcel.


El caso de Liam Kowal

La tragedia de los Kowal se convirtió en un fenómeno viral en internet después de que el padre anunciara que buscaban destinatarios para los órganos de Liam. Paralelamente empezó en internet una campaña para recaudar fondos para costear los gastos fúnebres y hospitalarios.

El menor falleció en el hospital días después del accidente. Fue desconectado cuando se confirmó que estaba clínicamente muerto. Cientos de personas respondieron al llamado para pedir un trasplante. Una mujer que llevaba siete años en lista de espera recibió el pasado miércoles los dos riñones de Liam. Los pulmones fueron destinados a investigación científica, mientras que las válvulas del corazón fueron preservadas para algún paciente infantil que las requiera.

Ningún otro órgano pudo ser rescatado debido a las lesiones sufridas por el niño.

La familia del niño y los amigos fueron muy activos en las redes sociales durante los días que sucedieron al accidente y fue tanto el interés que despertó su caso que llegaron a transmitir el funeral en vivo.

Más contenido de tu interés