null: nullpx
Estafa y Fraude

Hispanos van a prisión por el contrabando de 17 toneladas de latas de bebida vacías

Dos hispanos irán a prisión luego de declararse culpables de operar una red delictiva que recogía latas de bebida vacías en otros estados y las traía a California para recibir los incentivos públicos al reciclaje.
23 May 2016 – 5:24 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Dos hispanos se declararon culpables de encabezar una red de contrabando que cometía fraude con latas de bebida vacías y envases de plástico que transportaban desde otros estados a California donde se aprovechaban de los incentivos al reciclaje.

Francisco Flores, de 59 años y residente de Los Ángeles, y Guillermo Chávez, de 62 y radicado en Anaheim, admitieron estar al frente de “una banda delictiva con operaciones en varios estados” creada para estafar con productos retornables, confirmó Lance Klug, un funcionario con el Departamento de California de Reciclaje y Recuperación (CalRecycle).

De acuerdo con la información difundida por Klug, los hispanos transportaban latas de aluminio y envases de plástico de otros estados con el propósito de defraudar el California Redemption Value Fund (CRV), un programa que administra los costos y ganancias de productos reciclables.


Como parte de los requisitos del CRV, residentes de California pagan entre 5 a 10 diez centavos adicionales en las compras de envases de aluminio, plástico y otros materiales reciclables, explicó Klug a Univision Los Angeles.

“Estos costos extras son devueltos al consumidor cuando entregan los productos a un centro de reciclaje”, adicionó el funcionario.

“Flores y Chávez recolectaban envases de otros estados (donde no hay impuestos o cobros extras) y los transportaban ilícitamente a California con la finalidad de recibir la devolución del CRV”, detalló Klug.

CalRecycle inició su investigación—un operativo que se extendió a lo largo de cinco meses—luego de recibir una denuncia anónima sobre el presunto contrabando.

Los investigadores descubrieron que Flores, identificado como el cabecilla de la banda delictiva, y Chávez utilizaban dos centros de almacenamiento en South Gate, en el condado de Los Ángeles, como la sede de su operación.


Este pasado 4 de mayo, tras la aprobación de una orden de cateo, agentes del orden inspeccionaron ambos emplazamientos y descubrieron 35,479 libras de latas de aluminio (más de 17 toneladas) y más de 9,000 libras de envases de plástico (4.5 toneladas).

Según los funcionarios de CalRecycle, los productos incautados tienen un valor estimado en reciclaje de 70,958 (aluminio) y 11,406 (plástico) dólares.

Francisco Flores se declaró culpable de los cargos por fraude de reciclaje y deberá cumplir una sentencia de un año en prisión y pagar una restitución de 800,000 dólares.

Su cómplice, Guillermo Chávez, también aceptó las imputaciones en su contra y fue condenado a cuatro meses de cárcel y una multa de 225,000 dólares.

Lea también:


Más contenido de tu interés