null: nullpx
Trending

Hicieron galletas con las cenizas de un abuelo y las repartieron al resto de la clase, ahora la Policía investiga

Las autoridades escolares y de la ciudad de Davis, California, investigan un extraño caso en que varios estudiantes llevaron galletas para compartir con sus compañeros hechas con un absurdo ingrediente: los restos del abuelo de uno de ellos.
17 Oct 2018 – 9:53 PM EDT

Además de las que venden las Girl Scouts, muy pocos casos de niños haciendo o repartiendo galletas se hacen famosos. Sin embargo, el de varios estudiantes de una preparatoria en Davis, en el norte de California, llegó a los medios locales y no precisamente por algo bueno.

Todo empezó porque una familia decidió hablar sobre un extraño incidente que su hijo vivió en la Da Vinci Charter Academy High School. "Esta niña iba diciéndole a todos que trajo galletas a la escuela con cenizas de humano en ellas", aseguró bajo anonimato el estudiante a la cadena Fox40.

"Me impresionó. Es repugnante y estaba muy enojada de no haber sido siquiera notificada", dijo la madre del estudiante.

Las autoridades confirmaron este martes que ya investigan si es posible que esto haya ocurrido, pues –como era de esperarse– se volvió un escándalo. La Policía de Davis indicó que el 4 de octubre sí recibió reportes de varios alumnos de esa escuela que dicen haber comido –sin saber– galletas que luego sus compañeros de clase les dijeron que contenían cenizas humanas.

"Un par de estudiantes van a la escuela, traen algunas galletas que hicieron. Otros se las comen. Luego los estudiantes que trajeron las galletas, en algún punto, dicen que contienen los restos de la cremación del abuelo de uno de ellos", explicó el teniente Paul Doroshov al diario Sacramento Bee.

De acuerdo con el oficial, hasta el momento las denuncias provienen solo de alumnos y no hay evidencia física, pues las galletas no han sido examinadas.

El Distrito Escolar Unificado de Davis dijo a través de un comunicado que los estudiantes de esta escuela estaban seguros y no había ningún riesgo para su salud. En esto coincidió el teniente Doroshov, quien indicó que "hasta donde sabemos, nadie ha sufrido ningún efecto físico" y agregó que "podrían haber experimentado algunos problemas emocionales, pero nadie se enfermó físicamente por esto".

El director de la escuela, Tyler Millsap, también se pronunció en la tarde de este martes. "Siempre tomamos seriamente las acusaciones de una ofensa y realizamos investigaciones en las que involucramos a la Policía o a otras entidades cuando es necesario".

Además, Millsap añadió que cuando se dan cuenta que algo malo ha ocurrido, toman las medidas disciplinarias indicadas para corregir el daño hecho. Sin embargo, para las autoridades esto es un poco más complicado en este caso, pues han dicho que no está claro qué tipo de crimen sería hacer galletas con las cenizas de alguien, sobre todo porque los restos humanos no son tóxicos.

"Probablemente esto llevará a un debate legal para entender si ese es el caso", advirtió Doroshov en referencia a una sección del código penal sobre formas inapropiadas de disponer de los restos humanos.

Es por eso que la Policía y las autoridades escolares ahora trabajan juntas para definir cuál sería la mejor solución de este extraño incidente.

"Este caso ha sido particularmente desafiante y hemos respondido apropiadamente de la manera más respetuosa y digna posible. Aquellos que estuvieron involucrados están arrepentidos y esto es ahora un asunto personal, por lo que queremos respetar la privacidad de las familias involucradas", pidió por su parte el distrito escolar.

Mira también:

En fotos: Estos restos humanos en un submarino estuvieron desaparecidos por más de 130 años

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés