null: nullpx
Juicios

"Gabrielito nunca sabrá lo que es enamorarse por primera vez": piden la pena de muerte para Isauro Aguirre

Los fiscales al frente del juicio en contra del padrastro de Gabriel Fernández, declarado culpable del brutal asesinato del niño en 2013, presentaron sus declaraciones finales ante el jurado, que decidirá si el acusado pasará el resto de su vida en prisión o será condenado a la pena capital.
12 Dic 2017 – 10:30 PM EST

LOS ÁNGELES, California. – Las declaraciones finales en la fase de castigo del juicio en contra de Isauro Aguirre, el hombre declarado culpable de torturar y asesinar a su hijastro Gabriel Fernández en 2013, fueron presentadas este lunes en un tribunal del sur de California. El jurado ahora tendrá que definir si Aguirre enfrentará la pena de muerte o si pasará el resto de su vida detrás de las rejas.

El fiscal Jonathan Hatami nuevamente ilustró ante el jurado la serie de abusos y torturas que sufrió la pequeña víctima durante los ocho meses que permaneció bajo la custodia de Aguirre y su madre, Pearl Fernández. La mujer también enfrenta la pena de muerte por el asesinato de su hijo de 8 años, pero será enjuiciada por separado el próximo año.

La fase en la que se decidirá el castigo para el acusado comenzó después de que Aguirre fue declarado culpable de torturar y asesinar a Gabrielito. Durante las últimas dos semanas tanto la Fiscalía como los abogados defensores han presentado más testigos y evidencias con el fin de determinar qué castigo recibirá el hombre por sus delitos.

La Fiscalía, encabezada por el procurador Jonathan Hatami, ha señalado que Aguirre y Pearl Fernández sometieron al niño a una larga lista de abusos físicos porque ambos consideraban que el pequeño era gay.

Hatami nuevamente puntualizó el tipo de lesiones que presentaba el cuerpo del pequeño cuando fue hospitalizado en mayo de 2013, días antes de su muerte y dijo al jurado que la pena de muerte "es un castigo apropiado y justo" para Aguirre.

Asimismo, el fiscal negó la versión presentada por la defensa que expone que Aguirre tiene un bajo coeficiente intelectual y por esto fue fácilmente manipulado por su pareja Pearl Fernández. Los abogados defensores han intentado convencer al jurado de que fue la madre -y no Aguirre- quien realmente encabezó los maltratos que acabaron con la vida de su hijo.

Sin embargo, la Fiscalía recordó al panel, compuesto por siete mujeres y cinco hombres, que el juicio no se trataba de los "pretextos" presentados en nombre del acusado: "Ustedes están aquí por este niño pequeño y todas las cosas horribles e inimaginables que el acusado le hizo".

Hatami se dio a la tarea de reiterar la magnitud de las torturas que sufrió Gabrielito, incluyendo que fue obligado a ingerir heces de gatos y fue forzado a dormir dentro de un cajón, amordazado y con sus manos atadas.

El fiscal cerró sus declaraciones con una presentación de fotos de Gabrielito en los años antes de pasar a la custodia de su madre y Aguirre. Las imágenes del pequeño sonriente y saludable finalizaron con la foto de un retrato vacío. "Esto, damas y caballeros, es todo lo que queda de Gabrielito", indicó Hatami, señalando la imagen en blanco.

"Muéstrenle al acusado la misma misericordia que él le mostró a Gabriel. Recuerden, no estamos pidiendo venganza, estamos pidiendo justicia", advirtió Hatami.

Por su parte, la defensa intentó caracterizar a Aguirre como un "hijo obediente y cariñoso" y destacaron su falta de antecedentes violentos en los años anteriores a su relación con Pearl Fernández.

Los abogados del hispano buscan liberarlo de la pena de muerte y han centrado sus argumentos bajo la hipótesis de que Aguirre nunca quiso acabar con la vida de su hijastro, pese a los abusos que cometió contra el niño.

El abogado John Alan afirmó que una condena de cadena perpetua sería un castigo justo, especialmente dado que Aguirre nunca ha estado encarcelado.

"La cárcel nunca se sentirá como un hogar para Isauro Aguirre. La idea de pasar el resto de su vida en prisión lo aterra", destacó Alan, quien añadió que el hombre pasaría sus días en prisión "atormentado" por el dolor que le provocó a Gabrielito y a su propia familia.

"La vida de Isauro está en sus manos", concluyó.

El caso de la muerte Gabriel Fernández contado en imágenes

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.