Corrupción

Exagente del FBI irá a prisión por usar dinero del narco para comprarse autos

Entre junio y agosto de 2014, el exagente robó más de 136,000 dólares que la corporación federal aseguró en operativos antidroga.
30 Ago 2016 – 12:28 AM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Un exagente del FBI que se apoderó de más de 136,000 dólares decomisados durante operativos antidrogas para comprar autos y pagarle una cirugía cosmética a su esposa fue sentenciado este lunes en Los Ángeles a tres años en una prisión federal.

El acusado, Scott M. Bowman, de 45 años, dijo ante la corte que no pensó en las consecuencias de sus actos y se declaró culpable.

“Me perdía mí mismo en una cultura de drogas, pandillas, corporaciones de seguridad y dinero”, refirió Bowman durante su juicio.

El juez del Distrito Central de California, Jesús G. Bernal, ordenó al exagente que residía en Moreno Valley, en el condado de Riverside, restituir los 136,000 dólares tras girar la sentencia por conversión de propiedad por un empleado federal, obstrucción de la justicia, falsificación de documentos y manipulación de un testigo.

Entre junio y agosto de 2014, Bowman estuvo en tres órdenes de cateo en las que se decomisó el dinero que puso bajo su custodia aprovechando su puesto como oficial federal.

Para concretar su plan, el exagente falsificó reportes del FBI e hizo depósitos con una firma apócrifa. En octubre de 2014, Bowman envió correos electrónicos a un detective de la policía local a quien le dio detalles de la coartada que tenía que decir y una copia del recibo de depósito.

Bowman confesó que gastó el dinero para comprar y equipar automóviles, pagar una cirugía cosmética para su esposa y depositó 10,665 dólares en una cuenta bancaria.

Durante el juicio, el fiscal Robert Heberle recriminó que el acusado era el miembro más experimentado de su equipo y debía poner el ejemplo a sus colaboradores.

“Era un miembro de confianza de su equipo. Él sabía exactamente lo que estaba planeando. Esto no fue un lapso en el que se rinde a la tentación, él traicionó la confianza que se le depositó”, reprochó.

El abogado defensor, Sam Josephs, dijo que era “injusto” catalogar a su cliente por el error que cometió en un lapso de cinco meses cuando tiene una carrera de más de ocho años de servicio al país.


Lea también:


Más contenido de tu interés