null: nullpx
Inmigrantes indocumentados

Este pastor indocumentado dice que apoya a Trump a pesar de que su gobierno lo quiere deportar

Jorge Ramírez Navarrete fue detenido por agentes de la Patrulla Fronteriza el 31 de mayo en el sur de California y aunque su familia asegura que no tiene antecedentes penales, enfrenta un proceso de deportación. Este padre de tres estadounidenses afirma que aún confía en la actual administración, pero le pide que no lo saque del país.
6 Jul 2017 – 8:02 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Un pastor indocumentado en California que se encuentra bajo custodia de las autoridades migratorias desde el pasado 31 de mayo enfrentando un proceso de deportación asegura que sigue siendo simpatizante del presidente Donald Trump a pesar de que ha caído en las redes de sus duras políticas migratorias.

Jorge Ramírez Navarrete, de 41 años y quien llegó a Estados Unidos desde que tenía 11, fue arrestado por agentes de la Patrulla Fronteriza al salir de su casa en Oceanside, en el condado de San Diego, a pesar de que no tenía una orden de expulsión del país, ni historial delictivo, según afirma su familia.

El ministro de la iglesia apostólica 'Foundation of Praise' y padre de tres estadounidenses, explicó que ha respaldado a Trump en base a sus creencias religiosas conservadoras y por oponerse al aborto. Mencionó que a pesar de su detención, él sigue apoyando este gobierno

"Trump dijo: 'Mantengamos a toda la gente buena aquí y saquemos a toda la gente mala'", dijo Ramírez en una entrevista con el diario San Diego Union-Tribune realizada en el centro de detención para inmigrantes Otay Mesa, cerca de la frontera con México. "Si yo estoy aquí, cualquiera puede estar aquí. No estoy diciendo que soy la mejor persona en el mundo, pero he tratado de vivir una buena vida", aseguró.

Ramírez Navarrete, quien ha trabajado como técnico en televisión satelital, mencionó que aún no sabe por qué enfrenta un proceso de deportación, porque no entra ni en la categoría de los criminales, ni en la de aquellos que están en la lista negra de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Este indocumentado señaló que apoya la agenda republicana en asuntos fiscales y sociales, a pesar de los polémicos comentarios de Trump sobre los indocumentados. "Todo lo que dice en contra de los inmigrantes no es que yo esté a favor, pero la gente mala no debe estar aquí", dijo Ramírez. "Para hacer grande a Estados Unidos tienes que tener gente que contribuya a este país", continuó.

El pastor contó que incluso le pidió a su hija que votara por el republicano y que apoyara la campaña de reelección de un congresista de dicho partido.



Más detenciones de ICE en San Diego

Su esposa, Silvia Rodríguez, dijo a Univision Noticias que su familia se considera republicana porque concuerdan con ese partido en varios temas, como la postura antiaborto.

"Nosotros más que nada confiamos en Dios, por ser republicanos", señaló Rodríguez, quien -no obstante- dijo estar desilusionada de alguna manera de la administración Trump tras la detención de su marido.

En San Diego, de hecho, surgió un movimiento de iglesias que pidió votar por Trump precisamente por catalogar a la excandidata demócrata, Hillary Clinton, como alguien que defiende el aborto.

La Patrulla Fronteriza no ha ofrecido respuestas sobre por qué un inmigrante sin antecedentes penales acabó en la mira de las autoridades federales.

Ramírez Martínez había sido fichado por las autoridades migratorias en diciembre de 2016, según su esposa. Su estatus salió a la luz cuando intentó tramitar unos permisos en la empresa donde trabajaba. Él había perdido su empleo y fue detenido en ese entonces, pero tras el paso de 24 horas fue liberado, ya que bajo las leyes migratorias de la administración Obama su caso no era prioridad.

Sin embargo, las prioridades migratorias cambiaron con la llegada de Trump a la Casa Blanca. Esto se ha reflejado en tendencias como el alza en las detenciones de ICE en San Diego, que regresaron a los niveles registrados a finales de 2014, cuando el entonces presidente Barack Obama cambió las directrices de la agencia. De febrero a mayo de este año, el equipo de operaciones contra fugitivos de ICE detuvo a 547 personas en dicha región, solo siete más que en ese mismo período del año 2014.

San Diego es hogar de poco más de 170,000 indocumentados, siendo la cuarta jurisdicción con más personas sin documentos legales en el estado, según un reporte del Instituto de Política Pública de California.

La familia de Ramírez Navarrete confía en que él será liberado bajo fianza y así pueda continuar luchando por su permanencia en este país. En agosto, él tendrá una audiencia en una corte migratoria.

Para solventar los gastos de su hogar, incluidos los pagos de una hipoteca, esta familia abrió una cuenta en el sitio GoFundMe que ha colectado más de 5,400 dólares.


En fotos: Un día en la rutina de arrestos de ICE en la era de Donald Trump

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés