null: nullpx
Condenas

"Es un monstruo, mató a su propio hijo": la madre de 'Piqui' tras escuchar la sentencia a su expareja

Aramazd Andressian Sr. recibió una condena de 25 años de prisión a cadena perpetua por el asesinato del niño de ambos tras un viaje a Disneyland. La mamá del pequeño aseguró que culpa también al sistema de cortes y a los trabajadores sociales en la muerte de su único hijo.
24 Ago 2017 – 8:24 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Una juez de Los Ángeles dictó este miércoles una sentencia esperada por muchos: condenó a 25 años de prisión que podrían extenderse hasta cadena perpetua a Aramazd Andressian Sr., el hombre de South Pasadena que admitió haber asesinado a su propio hijo de 5 años tras un viaje juntos a Disneyland.

Andressian Sr., de 35 años, se declaró culpable el 1 de agosto de un crimen que ha conmocionado a la comunidad californiana y ha sido seguido por los medios desde la desaparición del pequeño 'Piqui' el 22 de abril, cuando su madre, Ana Estévez, reportó que su expareja no se presentó para regresar al menor en medio de una batalla por su custodia.

Tras confesar el lugar donde había enterrado el cuerpo del menor, Andressian Sr., asumió la culpa de la muerte del niño, quien tenía su mismo nombre y de cariño toda su familia llamaba 'Piqui'. De acuerdo con un reporte policial citado por ABC7, el hombre confesó que lo asfixió con su propia camiseta y le dijo a las autoridades que había dejado el cadáver detrás de un árbol, para luego agregar que todo lo que hizo fue por su "enojo" con Estévez.

En este mismo informe -señala la cadena local- indican que la camiseta del menor fue encontrada en el auto del acusado y los detectives notaron una capa blanca en la parte de atrás que parecía vomito. El día que se reportó su desaparición, el padre fue hallado inconsciente, al lado de su carro estacionado en la calle de un parque. El vehículo estaba empapado de gasolina por dentro y por fuera.


Un juicio cargado de dolor

Antes de que fuera sentenciado Andressian Sr., varios familiares leyeron emotivas declaraciones. Sin duda las palabras de la madre del niño fueron las que más retumbaron en los oídos de los presentes: "Piqui era mi mayor alegría y ahora es mi mayor tristeza. Todo lo bueno de mi vida me falta desde que me arrebataron a mi hijo. Desearía que fuera yo en lugar de mi hijo, para que mi dulce bebé pudiera vivir".

Estévez se dirigió también a su expareja, mientras este estaba de espaldas a ella y permanecía inmune a todo lo que sucedía a su alrededor: "Eres un fracaso como padre, como hombre y como ser humano. Tu comportamiento cobarde es imperdonable".

"Espero que revivas la imagen tuya matando a mi bebé cada día del resto de tu insignificante vida y cuando te mueras tu alma oscura se queme en las eternas llamas del infierno", le deseó al hombre con estas expresiones que leía en medio del llanto.

El acusado había planeado hablar durante la audiencia de sentencia, pero optó por no hacerlo cuando la juez le dijo a su abogado que el testimonio de su cliente tendría que ser bajo juramento y sujeto a interrogatorio. El defensor Ambrosio Rodríguez habló en su nombre y dijo: "Quiero transmitir su profundo, profundo pesar y remordimiento por lo que sucedió".

Rodríguez señaló que "no había palabras para justificar lo que pasó" y destacó que su cliente había asumido rápidamente la responsabilidad de sus actos luego de ser arrestado, declarándose culpable desde el inicio del caso.

Dos meses después de la desaparición del menor y tras seguirle la pista al hombre, el 23 de junio Andressian fue arrestado en Las Vegas como sospechoso del asesinato de su propio hijo.

En fotos: Así se resolvió el asesinato del niño ‘Piqui’, cuyo cadáver fue encontrado en el lago Cachuma

Loading
Cargando galería


Culpan a trabajadores sociales

Al salir de la corte, Estévez aseguró a los reporteros que el Departamento de Servicios para la Infancia y la Familia (DCFS) y el sistema de tribunales de familia le fallaron y contribuyeron en la muerte de su hijo.

La madre hispana dijo que pidió en repetidas ocasiones a las autoridades la custodia completa de su hijo y denunció que Andressian Sr. representaba un peligro para ella y el menor.

"Mi hijo es otra víctima y estadística de la incompetencia de esta organización", aseguró Estevez.

"El malvado hombre que cometió este acto atroz recibirá justicia en esta vida y en la otra, no tengo duda de eso, pero falta que se haga verdadera justicia: el sistema que le falló a mi hijo será responsabilizado por sus acciones incompetentes, sus horrendas y desinformadas decisiones cuando se les presentó evidencia innegable", advirtió la madre de 'Piqui', quien señaló específicamente a tres trabajadores sociales y un supervisor involucrados en el caso.

Estévez reclamó que hubieran cerrado su caso y no lo hubieran reabierto después de que ella en repetidas ocasiones pidió investigar sus denuncias, en las que advirtió que Andressian Sr. golpeaba a su hijo y le gritaba que era un mal niño. A pesar de estas quejas, no obtuvo la custodia completa de su pequeño y recibió como respuesta que eso "era solo un mal padre".


"A la trabajadora social que me dijo que es más difícil lidiar con el padre que con la madre, debería darle vergüenza de haber tenido el descaro de criticarme cuando estaba abogando por mi hijo", afirmó la mujer entre lágrimas.

Por su parte, funcionarios del DCFS respondieron que la agencia "se une a la comunidad en el duelo de la trágica y sin sentido muerte de un niño", pero se negaron a hacer cualquier otro comentario por cuestiones de privacidad que les son requeridas por ley.

"Queremos asegurarle al público que nuestros trabajadores sociales trabajan cada día para garantizar la seguridad de niños en todo el país y que evaluamos cuidadosamente cada queja de abuso infantil que nos reportan", señala la dependencia.

En un pequeño ataúd blanco despidieron a 'Piqui', el niño presuntamente asesinado por su padre en California

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:CondenasAsesinatosJuicios Los AngelesLocal

Más contenido de tu interés