null: nullpx
Abuso Infantil

Entablan demanda multimillonaria contra el Departamento de Servicios para Niños por la trágica muerte de Anthony Ávalos

Anthony, de 10 años, falleció el 20 de junio de 2018 tras sufrir abuso físico aparentemente de su propia madre y el novio de ella, quienes enfrentan cargos que los harían elegibles a la pena de muerte. Según los fiscales, la pareja trató al niño como si fuese un prisionero de guerra: pegándole con un cinturón, azotándolo contra la pared, dejándole caer sobre su cabeza, obligándolo a arrodillarse en arroz y negándole comida.
1 Ago 2019 – 5:44 PM EDT

Entre capas, 'superhéroes' y camiones de bomberos: así despidieron al pequeño Anthony Ávalos

Loading
Cargando galería

Brian Claypool, abogado que representa a la familia de Anthony Ávalos, el niño de 10 años que murió torturado presuntamente por su propia madre y la pareja de esta en junio de 2018, en Lancaster, presentó una demanda por 50 millones de dólares contra el Departamento de Servicios para Niños y Familias (DCFS por sus siglas en igles) , alegando que el niño murió injustamente.

“La demanda es necesaria” dijo Claypool enseñado los documentos de la querella a Univision Los Ángeles. “Este proceso es un vehículo para traer paz, conciencia, transparencia y cambio”, continúo el abogado, asegurando que no se puede cambiar al fracasado sistema del Departamento de Servicios para Niños y Familias sin demandar.

“Este es un caso de indiferencia total hacia la vida de Anthony Ávalos”, aseguró Claypool en una conferencia de prensa afuera de las instalaciones del Departamento de Servicios para Niños y Familias en Los Ángeles.

"Estos registros que tenemos aquí hoy demuestran claramente que los trabajadores sociales tenían alertas masivas de peligro de una casa repleta de horror, una casa en la cual muchos de los niños fueron abusados, no solo Anthony Ávalos", agregó.

Según la demanda, Anthony murió a manos de su madre y la pareja de esta, a pesar de que en al menos 86 informes al DCFS se detalló sobre los abusos físicos y sexual en el hogar. Además el documento también detalla que una 12 de niños bajo la protección de DCFS en Los Ángeles han muerto por supuestas negligencia de sus funcionarios en los últimos años.

La madre del menor Heather Maxine Barrón, de 28 años, y su novio Kareem Ernesto Leiva, de 32, fueron acusados de asesinar al niño y torturarlo. Ambos adultos enfrentan la pena de muerte.

Anthony murió en el hospital luego de ser encontrado inconsciente el día anterior por paramédicos que llegaron al apartamento de esta familia tras una llamada al 911 hecha por la madre. Ella aseguró que el menor había sufrido una caída, pero los detectives abrieron una investigación por las lesiones que tenía.


Los fiscales dijeron en documentos de la corte que las lesiones de Anthony se extendían desde la cabeza hasta los dedos de los pies, contusiones, abrasiones, puntos rojos, costras, cortes y una lesión cerebral traumática.

Claypool aseguró que el caso que aquellos que trabajan en el sistema DCFS no han denunciado el abuso y no pudieron proteger a Anthony y a otros niños, afirmando que en el caso se ignoraron muchas banderas rojas en este caso.

En diciembre del año pasado, el juez en el caso de asesinato de Avalos dijo que el público tenía derecho a saber qué condujo a una acusación de asesinato, contra la madre del niño y su novio.

Estos niños abusados fueron víctimas de terribles crímenes cometidos por sus padres (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Abuso InfantilDemandasMuertesTortura

Más contenido de tu interés