Muertes

Encuentran el cadáver de 'Piqui', el niño de 5 años presuntamente asesinado por su padre tras un viaje a Disneyland

Los detectives del Sheriff del condado de Los Ángeles localizaron los restos del menor en el área de Lake Cachuma, en el condado de Santa Bárbara, California.
1 Jul 2017 – 12:16 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Tras una nueva inspección en el área de Lake Cachuma, en el condado de Santa Bárbara, California, detectives de homicidios del Sheriff del condado de Los Ángeles (LASD) localizaron los restos de Aramazd Andressian Jr, el niño de 5 años presuntamente asesinado por su padre luego de que visitaron el parque de diversiones Disneyland en abril.

"Con base en pistas adicionales desarrolladas en el caso de Andressian, los detectives de homicidios regresaron al área de Lake Cachuma del condado de Santa Bárbara el viernes 30 de junio en un esfuerzo por localizar evidencia adicional. Los detectives han localizado los restos de la víctima", indicó el Sheriff en un breve comunicado.

La agencia no detalló cómo obtuvo la pista que condujo a la localización de los restos del niño. Esa zona, un parque en South Pasadena y otras áreas del sur de California ya habían sido revisadas a detalle por decenas de agentes del orden y perros entrenados durante las últimas semanas.

Aramazd Andressian Sr, padre de 'Piqui', como llamaban de cariño al menor, fue extraditado este viernes a Los Ángeles luego de su arresto en Las Vegas, Nevada, el pasado 23 de junio y de su presentación ante un tribunal de dicha ciudad la semana pasada.

Al acusado se le fijó una fianza de 10 millones de dólares. Las autoridades aseguran que hay pruebas suficientes para señalarlo como el presunto asesino de su propio hijo.


Estas son las evidencias consideradas en su contra: al ser interrogado por las autoridades, solo ofreció declaraciones contradictorias hasta que fue liberado por falta de pruebas. Pero los detectives le siguieron la pista desde ese momento en busca de respuestas.

Tras analizar su comportamiento concluyeron que no era el de un padre en duelo, además notaron actitudes sospechosas en él: planeaba huir del país hacia un lugar donde no pudiera ser extraditado e intentó cambiar su apariencia (se cortó y pintó el cabello, y se afeitó la barba).

Durante los 47 días anteriores a su arresto, Andressian estuvo en Las Vegas, dejó de cooperar con la investigación y había hecho declaraciones que han resultado falsas. Según los fiscales, su comportamiento no era el de un padre en duelo.

Andressian se presentó el martes siguiente a su arresto en una corte calmado y tranquilo, incluso sonriendo y bromeando en alguno de los intercambios verbales que tuvo con el juez. Cuando le informaron que las autoridades californianas tendrían 30 días para ir a recogerlo, pero que él podría volver voluntariamente, se mostró desinteresado y solo expresó: "si California me quiere, ellos pueden venir por mí en el tiempo establecido".

También negó que intentara viajar al extranjero: "Nunca vine aquí en un intento por huir, en lo absoluto".


Un viaje a Disneyland

El pasado 22 de abril la madre del pequeño reportó que su expareja no había llegado a entregar a su hijo, con quien tenían custodia compartida, y ahí comenzó la búsqueda del menor. Ese mismo día Andressian fue encontrado inconsciente en el parque Arroyo Seco, situado en la zona sur de Pasadena, y su auto estaba roceado con gasolina.

Padre e hijo habían estado de paseo en Disneyland el día antes y según conocieron después los investigadores, ambos estuvieron después en el área de Lake Cachuma, supuestamente realizando un viaje por carretera.

El hombre tenía rasguños en los brazos y una herida en la cabeza cuando fue hallado inconsciente. Tras ser interrogado por las autoridades, solo ofreció declaraciones contradictorias y dijo haber tomado medicamento controlado que no le pertenecía. Andressian fue arrestado como sospechoso, pero fue liberado días después por falta de evidencia en su contra.

La intensa búsqueda

Durante los últimos dos meses investigadores de la unidad de homicidios del Departamento del Sheriff de Los Ángeles había realizado una incansable búsqueda del niño por diferentes condados del sur de Californnia: toda la zona del sur de Pasadena, desde Santa Bárbara hasta el condado de Orange, y han recorrido cientos de millas buscando pistas que les ayuden a dar con el paradero de 'Piqui'. Incluso, registraron la casa de la abuela del pequeño en busca de respuestas.

La madre del pequeño, Ana Estévez, dijo en días pasados a los medios que aún no perdía la esperanza de encontrarlo con vida: "No hay palabras para describir lo devastada que estoy, a pesar de que no sé de su paradero creo que 'Piqui' está vivo, que extraña a su familia y que desesperamente quiere regresar a casa".

"La desaparición de mi hijo es mi peor pesadilla", afirmó Estévez.

En fotos: Así se resolvió el asesinato del niño ‘Piqui’, cuyo cadáver fue encontrado en el lago Cachuma

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés