null: nullpx
Planeta

El Niño no le quita la sed a California

Las restricciones para el uso del agua potable en California se extienden por ocho meses pese a que algunas presas reportan estar llenas.
8 Mar 2016 – 11:33 PM EST

Muchas presas en el norte de California están reportando estar al tope de su capacidad debido a la generosa temporada de lluvias que este año ha traído el fenómeno de El Niño, sin embargo dicen las autoridades que aún no es sificiente para aliviar la sequía que padece el estado.

Debido a ello la Junta Estatal del Agua (SWB) extendió por ocho meses más las restricciones para el uso urbano del agua, las cuales fueron decretadas por el gobernador Jerry Brown el 1 de abril de 2015.

Las restricciones que continuarán al menos hasta octubre, tienen que ver los días y horas precisas para regar el jardín, no servir agua en restaurantes a menos que el cliente lo solicite, no lavar el auto ni las banquetas con manguera, no operar fuentes, entre otras. El no acatarlas supone penalidades de hasta $500 dólares.


Pese a que la temporada invernal también ha sido espléndida en las montañas de Sierra Nevada (la principal fuente de suministro de agua para el estado), los reportes indican que no se ha acumulado la suficiente nieve para llegar al nivel normal.

Al 7 de marzo, precisó el Departamento de Recursos del Agua de California (CDWR), la acumulación de nieve era del 82%, es decir, que falta un 18% para llegar a lo normal durante esta época del año.

Maury Roos, hidrólogo del CDWR, declaró a la prensa que la caída de nieve en las montañas del norte ha alcanzado su promedio para todo el mes.

Pero aclaró que se requiere de un “marzo milagroso” para recuperar niveles, es decir, que durante este mes caiga dos o tres veces más de lluvia y nieve de lo normal.

En el sur de California la situación no parece mejorar mucho, ya que los principales lagos de reserva, en Castaic y Perris, la cantidad de agua está por debajo del nivel histórico.

Más contenido de tu interés