null: nullpx
Inmigrantes indocumentados

El fondo para defender a los indocumentados no ha recibido aún ni un centavo de Los Ángeles, reclaman activistas

Aunque el ayuntamiento angelino prometió hace seis meses que entregaría dos millones de dólares para dicho programa de asistencia legal, a la fecha no ha cumplido con su palabra.
8 Jun 2017 – 8:14 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Hace seis meses el gobierno de Los Ángeles anunció con fanfarria que aportaría recursos para la creación del LA Justice Fund, un fondo de 10 millones de dólares que financiaría la representación legal de los indocumentados que enfrenten procesos de deportación. Pero a la fecha sus arcas no han entregado un solo centavo para este fin, según reclaman varios grupos comunitarios.

Y es que los operativos de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) continúan deteniendo a inmigrantes en esta zona metropolitana. En los primeros cinco meses del gobierno Trump, más de 2,200 personas han sido arrestadas en seis condados del sur de California, según cifras oficiales.

"La maquinaria de deportación ya está en nuestras casas. Trump prometió que deportaría a la mayor cantidad posible de personas y es nuestro deber protegerlos", dijo Andrés Kwon, abogado de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), durante una conferencia frente a la Alcaldía angelina en la que varios grupos le exigieron al municipio cumplir su promesa.

También le pidieron que oficialmente se declare una ciudad santuario a través de una ordenanza, en la cual prohíba el uso de recursos municipales en redadas migratorias, que no comparta información con ICE y que exija a los empleados del Ayuntamiento que no cuestionen el estatus legal de nadie. Por el momento, esa política solo aplica a los policías, bomberos y agentes del orden del aeropuerto.

"Tenemos que ir más allá de los discursos políticos y proteger a la gente", expresó Ameena Qazi, directora ejecutiva de la Liga Nacional de Abogados (NLG) en Los Ángeles, quien teme que la "inacción" del gobierno angelino se deba a la burocracia y al temor de que la administración Trump le entregue menos fondos federales por abogar por los indocumentados.

"Están midiendo el asunto, pero la gente no puede esperar", señaló Qazi.

Las 1,000 escuelas públicas del Distrito Escolar de Los Ángeles (LASD) y distintos municipios del sur de California ya se han declarado santuario de inmigrantes, pero el gobierno angelino no lo ha hecho. Sin embargo, sus líderes han expresado que no hace falta, porque dicha localidad ya protege a esa comunidad.

"La ciudad es un santuario en la mejor manera posible", comentó el concejal de Los Ángeles Gil Cedillo, quien dijo que, no obstante, considera redactar una ordenanza con esa intención.

Sobre la tardanza para destinar los fondos que prometió, el edil dijo que la burocracia del gobierno municipal ha hecho que su iniciativa vaya tan lenta. "El proceso es muy difícil", expresó.

Para el LA Legal Fund, la alcaldía angelina prometió otorgar un millón de dólares este año y otro más el próximo, sumando 10 millones de dólares con la participación del condado y donativos privados.

Para Guillermo Torres, vocero del grupo religioso CLUE, Los Ángeles debe asentar en papel que está del lado de los indocumentados. "Cuando la Patrulla Fronteriza vino a Boyle Heights, la ciudad no se levantó para decir algo", recordó sobre el operativo en el cual arrestaron a la mexicana Teresa de Jesús Vidal Jaime a finales de abril y posteriormente a su hija, la activista Claudia Rueda.

"Los Ángeles debería ser líder porque nuestra comunidad está sufriendo", añadió Torres.

Vea también:


Deportados de la era Trump: los rostros detrás de las cifras (FOTOS)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés