null: nullpx
Agresión sexual

El asesinato de una niña es resuelto 47 años después usando nueva técnica de ADN

Los detectives de California y Florida descubrieron a través de la nueva herramienta de investigación de genealogía genética que el presunto asesino de Terri Lynn es Jake Edward Brown, quien murió en Arizona en 2003 y fue arrestado por abuso sexual en 1973 y en 1974.
12 Sep 2019 – 1:58 PM EDT

Terri Lynn Hollis fue a dar un paseo en bicicleta el Día de Acción de Gracias, de 1972, pero nunca regresó a casa... Luego de una intensa búsqueda, al día siguiente su cuerpo fue encontrado en rocas adyacentes al Océano Pacífico en el condado de Ventura, California. Según la jefa de policía de Torrance, Eve Irvine, el cuerpo de Hollis fue hallado con signos de estrangulación y abuso sexual.

Desde ese momento, departamentos de policía de varias ciudades en California se unieron para encontrar al culpable, sin embargo nunca hubo un arresto ni un indicio del presunto asesino. 28 años después, en el 2000, la evidencia de la agresión sexual se envió al laboratorio criminal del Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles y el ADN se ingresó en la base de datos del FBI para tratar de relacionarlo con presuntos delincuentes conocidos, pero no se encontraron resultados.

18 años después de las primeras pruebas de ADN y 46 años después del asesinato, las autoridades empezaron a utilizar la herramienta de investigación de genealogía genética, que compara la evidencia de ADN desconocida con bases de datos genéticas públicas para identificar sospechosos a través de los miembros de su familia.

En 2018, el ADN de un sospechoso y desconocido de cometer el asalto sexual contra Hollis se cargó en GEDmatch, una base de datos disponible públicamente, donde los investigadores encontraron una coincidencia con posibles familiares de Hollis.

Los detectives determinaron que una posible persona de interés era Jake Edward Brown, quien murió de afecciones médicas en Arizona en 2003. El cuerpo de Brown fue exhumado y sus restos óseos fueron enviados a un laboratorio en Florida, que logró extraer pruebas de ADN de los huesos, confirmando que: " eran una coincidencia de 1 en 20".

"Es sorprendente que hayamos llegado a este día", dijo el hermano de Terri, Randy Hollis, en la conferencia de prensa este 11 de septiembre, donde la policía identificó a Brown como el presunto asesino.

" Solo desearía que mis padres aún estuvieran vivos para ver esto", dijo Hollis, conteniendo las lágrimas. Hollis tenía 16 años cuando mataron a su hermana.

Brown fue arrestado por dos violaciones después del asesinato de Terri Lynn, una en 1973 y otra en 1974, y cumplió condena en la cárcel, dijo Eve Irvine. La policía todavía está investigando para ver si Brown pudo haber estado involucrado en otros crímenes sin resolver, dijo Irvine.

En fotos: 15 casos de asesinatos de niños en Florida

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés