null: nullpx
Violencia Sexual

Depredador sexual del este de Los Ángeles vuelve a atacar

Los cinco casos se han reportado en el este de Los Ángeles durante la madrugada. Se presume que se trate de la misma persona porque corresponde el modo de operar y la descripción del sospechoso.
13 Nov 2016 – 8:15 PM EST

LOS ÁNGELES, California.- La búsqueda de un depredador sexual ligado con cuatro casos de abuso y/o allanamiento en octubre ha puesto en alerta al Departamento del Sheriff de Los Ángeles luego de que esta madrugada se reportara un nuevo avistamiento.

La oficial de la oficina de información del Sheriff de Los Ángeles, Lisa Jansen, explicó que se presume que un quinto caso de un depredador sexual acechando en el este de la ciudad se registró este sábado a las 4:00 de la mañana (hora local).

“El sospechoso entró a la fuerza a la residencia de la víctima. Una vez dentro, pasó al dormitorio y le cubrió la boca”, dijo.

La madre de la víctima se despertó tras escuchar ruidos en el cuarto de su hija. Cuando el sospechoso la vio, escapó de la vivienda.

Jansen refirió que la manera de operar y la descripción de la víctima, a quien se ha descrito como un hispano de alrededor de 20 años, una estatura de entre 5’2” a 5’5”, complexión delgada y que viste de negro.


Cuatro casos en octubre

El Departamento del Sheriff de Los Ángeles advirtió a la comunidad sobre un agresor sexual luego de encontrar similitudes en la región, modo de operar y descripción de un sospechoso reportado por cuatro personas.

El 5 de octubre se reportó el primer caso en la avenida King, en la ciudad de Maywood, sobre la 1:30 de la mañana (hora local). El sospechoso entró a una vivienda y abusó de una mujer que estaba sentada en un sillón.


La víctima pudo pelear hasta quitarse de encima al agresor y sacarlo de su domicilio.

Los siguientes dos casos ocurrieron durante la madrugada del 18 de octubre sobre la calle 53. El sospechoso entró a una vivienda sobre las 2:30 de la mañana (hora local), pero fue sorprendido antes de que si quiera intentara algo y huyó por una ventana.

Una hora y media más tarde, en una casa ubicada a una milla de distancia, una mujer despertó cuando sintió que alguien tocaba sus partes íntimas. Pudo librarse del sujeto, se encerró en el baño y llamó a la policía. Cuando los oficiales llegaron, el hombre ya se había ido.

En el cuarto caso, el sospechoso se aprovechó de una joven de 13 años que despertó tras sentir que le tocaban las piernas cerca de las 4:30 de la mañana (hora local).
La menor forcejó hasta que pudo quitarle la mano de su boca al agresor y gritar po auxilio. Su padre entró a la habitación y peleó con el hombre, quien pudo escapar de la residencia.

Lea también:


Más contenido de tu interés