null: nullpx
Juicios

Denuncian a una mujer por vender ceviche a través de Facebook

Mariza Ruelas, una madre de familia en California, podría enfrentar hasta un año de cárcel por tener un negocio de comidas sin permiso en redes sociales.
7 Nov 2016 – 6:44 PM EST

LOS ÁNGELES, California.- Mariza Ruelas, una madre de familia, deberá enfrentar la justicia en los tribunales de Stockton, California y podría servir una condena de un año en prisión si es declarada culpable por haber vendido un plato de ceviche a través de las redes sociales, esto según las autoridades del condado de San Joaquín, la comarca en el norte del estado donde se lleva el caso.

Ruelas, quien radica en el norte de California junto a sus seis hijos, fue nombrada en una lista de personas acusadas de vender alimentos en 2015 a través de un grupo formado en Facebook y llamado ‘209 Food Spot’.

De acuerdo con la Procuraduría de San Joaquín, la madre de familia y los otros miembros del grupo cibernético que vendieron alimentos a través de la red social, cometieron un delito ya que no contaban con una licencia de negocios y tampoco operaban bajo las normas de salubridad establecidas por las autoridades locales.


Las supuestas actividades ilícitas de ‘209 Food Spot’—un grupo creado para compartir recetas, organizar reuniones entre sus participantes y, en ocasiones, para vender o intercambiar comida—fueron descubiertas a través de una investigación que incluyó la participación de agentes encubiertos.

Kelly McDaniel, una fiscal con la Procuraduría de San Joaquín, informó que luego de descubrir las actividades ilegales de ‘209 Food Spot’, los miembros del grupo fueron ordenados a suspender las ventas e intercambios de alimentos. Pese a las órdenes y los avisos emitidos por las autoridades, varios miembros del grupo, incluida Ruelas, continuaron vendiendo comida, según la fiscalía.

La Procuraduría ofreció a los acusados un acuerdo de culpabilidad que incluyó un año de libertad condicional, 40 horas de servicio comunitario y una multa de 245 dólares.

Todos menos Ruelas aceptaron el trato, motivo por el cual el caso en contra de la madre de familia deberá ir a los tribunales.

Ruelas declaró un una entrevista con el Washington Post, que a diferencia de los otros inculpados, ella fue presentada con un trato de culpabilidad que incluía tres años de libertad condicional y 80 horas de servicio comunitario, una pena más severa que los demás. Por esta razón, según el mismo reportaje, la madre soltera optó por llevar su caso ante los tribunales.

Si es declarada culpable de los delitos en su contra Ruelas podría recibir una condena de un año en prisión.

Pese a que el caso en contra de la madre de familia ha generado críticas, la fiscalía se mantiene firme en su postura de llevar el asunto a los juzgados.

“Yo no escribo las leyes, las hago cumplir. Y la legislatura considera que esto es un crimen”, afirmó la fiscal Kelly McDaniel.

Más contenido de tu interés