null: nullpx
Estafa y Fraude

Con este esquema (al menos) 1,000 inmigrantes fueron defraudados en California

El falso consultor cobraba un promedio de 1,200 dólares a sus víctimas y llevaba 14 años fuera de la Barra de Abogados, según la acusación.
23 Nov 2016 – 11:09 AM EST

LOS ÁNGELES, California.- James López hablaba como un letrado en leyes de inmigración y su aval era un título universitario. Pero los casi 1,000 clientes que atendió con diversos trámites migratorios desde su oficina en el norte de California no sabían que él llevaba 14 años fuera de la Barra de Abogados.

Algunas personas sufrieron “enormes pérdidas monetarias” y otras, retrasos en sus procesos con el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), como resultado de los servicios fraudulentos ofrecidos por López, indicó el Sheriff del condado de Santa Clara, agencia que lo arrestó el pasado 25 de octubre.

A López se le acusa de ser la cabeza de un esquema ilícito de asesoría migratoria que operaba desde una oficina, que solía estar repleta de clientes, en la ciudad de Campbell, en el norte del estado. El negocio carecía de licencia. El sospechoso fungió como litigante hasta 2002, cuando fue expulsado de la Barra de Abogados de California por diversos asuntos disciplinarios.


Para operar un negocio de ese tipo, el señalado necesitaba haber cubierto un bono de 100,000 dólares y tener una autorización de consultoría migratoria emitida por la Secretaría del estado de California.

“Los detectives creen que López pudo haber prestado servicios inapropiados a casi mil individuos”, indicó el Sheriff de Santa Clara en un comunicado.

“La investigación confirmó que James López continuó ofreciendo servicios migratorios y ejerciendo la abogacía sin licencia”, agregó dicha agencia policiaca.

El Sheriff continúa la búsqueda de más presuntas víctimas y reitera que tomará las quejas sin tomar en cuenta el estatus migratorio. A casi un mes de la detención del acusado, siguen llegando afectados a la corporación.

La fiscalía del condado de Santa Clara presentó cargos contra López por varios delitos graves, incluyendo falsificación, robo de gran cuantía y práctica de la abogacía sin licencia.

Según la acusación, el falso consultor cobraba un promedio de 1,200 dólares a sus víctimas.

“El cumplimiento de las leyes de consultoría de inmigración constituye el primer paso para proteger a la comunidad de servicios fraudulentos de inmigración y servicios incompetentes que resultan en casos perdidos o en deportaciones”, señaló el Sheriff de Santa Clara.

Una audiencia en el caso de López se ha programado para el 28 de noviembre.

Lea también:


Publicidad