null: nullpx
Terrorismo

Atacante en UC Merced se inspiró en el Estado Islámico

El FBI considera que el atacante que apuñaló a 4 personas actuó solo y se radicalizó viendo propaganda de ISIS
18 Mar 2016 – 9:46 PM EDT

El FBI informó este jueves que el joven estudiante que el 4 de noviembre de 2015 apuñaló a cuatro personas en el campus de la Universidad de California en Merced (UC Merced) actuó solo e inspirado por la propaganda del radicalismo islámico que encontró en páginas web afines al Estado Islámico.

La mañana del ataque, Faisal Mohammad, de 18 años, entró en un aula y asestó una cuchillada a un compañero sin motivo aparente, para después clavar su puñal en un trabajador ajeno al campus, un asesor educativo y otro alumno que estaba en el lugar. Mohammad falleció abatido por la policía universitaria.


"La información descubierta por el FBI indicó que Mohammad comenzó sus preparativos para el ataque al menos una semana antes del asalto", comentaron las autoridades tras revisar en profundidad "los medios electrónicos" del sujeto.

En la computadora del criminal hallaron "propaganda a favor del Estado Islámico" y rastro de que había visitado páginas web de ISIS.

Los investigadores no tienen constancia de que Mohammad formara parte de un grupo terrorista y creen que actuó solo tras "autorradicalizarse".

Mohammad llevaba una mochila en la que había un detallado plan de dos páginas sobre sus intenciones que incluían tomar rehenes, matar estudiantes y policías. En la bolsa tenía una fotocopia de la bandera de ISIS y diversos objetos para ejecutar su masacre.

El ataque se saldó con la muerte de Mohammad y cuatro heridos que se recuperaron favorablemente de sus lesiones.

UC Merced cuenta con más de 6,500 alumnos matriculados.

Ataque terrorista en San Bernardino

Apenas un mes después del incidente en esa universidad, un matrimonio de radicales islamistas perpetró una masacre en un centro para discapacitados en San Bernardino, donde fallecieron tiroteadas 14 personas y más de una veintena resultaron heridas. Ambos asaltantes murieron en una balacera con las autoridades. Se cree que en ese caso los terroristas también actuaron de forma independiente.

El FBI mantiene actualmente un contencioso judicial con Apple, empresa a la que ha pedido que desarrolle un software para desbloquear el teléfono iPhone del autor material de los disparos en San Bernardino. La empresa tecnológica se niega por entender que esa práctica vulneraría el derecho a la privacidad de los usuarios.

Está previsto que se celebre una vista sobre esta batalla legal el próximo 22 de marzo en una corte federal del condado de Riverside, en el sur de California.

RELACIONADOS:TerrorismoISISLocal

Más contenido de tu interés