Arrestos

Arrestan al líder de grupo proTrump en Los Ángeles por interrumpir una reunión oficial

El activista antiinmigrante Arthur Schaper, conocido por sus provocaciones en reuniones de concilios en ciudades de alta población hispana, fue detenido la noche del martes por la Policía de Huntington Park.
7 Jun 2017 – 5:59 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- La Policía arrestó el martes al activista antiinmigrante Arthur Schaper, uno de los más aguerridos defensores de Donald Trump en Los Ángeles, por interrumpir una reunión del Concilio de Huntington Park y resistirse a la detención, dos delitos menores.

Por sus constantes ofensas hacia los inmigrantes y su actitud de provocación mientras graba con su celular, Schaper se ha convertido en uno de los asistentes más incómodos en los cabildos de municipios con gran población latina, como El Monte, Bell, Maywood y Cudahy.

Así fue la noche del martes en Huntington Park, antes de que dos agentes lo esposaran y lo condujeran a una cárcel local.

"Él fue arrestado por resistirse o retrasar una detención y por interrumpir la reunión del Concilio", dijo a Univision Noticias Alfred Martínez, teniente de la Policía de Huntington Park, quien indicó que la Procuraduría del condado de Los Ángeles se encuentra analizando si interpone cargos contra el activista.

Schaper fue liberado poco después de su detención, indicó Martínez.


Un video grabado por el activista Cuauhtli Coatl Huehueteotl muestra el instante en que Schaper es puesto bajo custodia. Mientras salía del Cabildo, él se defendía alegando: "No interrumpí esta reunión".

Schaper, de 36 años, desempleado y residente de Torrance, encabeza la resistencia de quienes abogan por redadas y deportaciones masivas, además de la construcción de un muro en la frontera. Él y una docena de miembros del grupo antiinmigrante We the People Rising han interrumpido otras reuniones, discursos de políticos latinos y foros comunitarios. Además encabezan una férrea oposición a la declaración de California como un estado santuario.

La organización We The People Rising es liderada por Robin Hvidston, quien estuvo asociado con el grupo Minuteman Project, que dirigía patrullajes civiles en la frontera entre México y Estados Unidos.

El diario Los Angeles Times describe a Schaper como un hombre "tan desagradable que el Partido Republicano lo ha desautorizado" y simpatizante de grupos de ultraderecha, como MassResistance, una organización anti-gay que el Southern Poverty Law Center considera un grupo de odio.


"Llama a todos ilegales"

Activistas proinmigrantes han calificado como un logro el arresto de Schaper. Sería, según ellos, la primera vez que lo meten en cintura y esperan que esto reduzca su retórica de odio.

"Arthur interrumpe las reuniones, pero no sé por qué la Policía no lo ha detenido antes, le tienen miedo, es un privilegio por ser blanco", dijo Naui Huitzilopochtli, quien estuvo presente durante el arresto del activista en Huntington Park. "A mí me han dicho 'ilegal', 'espalda mojada' y no saben que yo nací en el condado de Orange", agregó.

"Esto es un triunfo porque en las reuniones de Cabildo de El Monte y Montclair solo lo han escoltado hacia la salida, pero finalmente un departamento lo arrestó", señaló por su parte la activista Verónica Tomas. "Él (Schaper) le dice a la gente morena que será deportada. Llama a todos 'ilegales', se enfoca en está gente asumiendo que es indocumentada".

Fue en Huntington Park, de hecho, donde se supo por primera vez del activismo combativo de Schaper y del grupo We The People Rising. Hace dos años, ellos comenzaron a asistir a las reuniones de su Concilio tras la designación de dos jóvenes indocumentados como asesores de comisiones municipales.

También empezaron a frecuentar los eventos oficiales de la vecina localidad de Cudahy, luego de convertirse en la primera ciudad santuario del condado de Los Ángeles.

Pero después del triunfo de Trump, sus protestas subieron de tono y se volvieron más frecuentes. Incluso, son quienes están detrás de la campaña que envía mensajes ofensivos a los políticos que defienden a los indocumentados en California, un estado donde son mayoría los demócratas.


Con la gorra roja bien puesta

"¡Qué vergüenza! ¡Qué vergüenza!", le gritó Schaper al presidente del Senado de California, Kevin de León, afuera de un foro con líderes hispanos que se realizó en la Universidad de California en Riverside el pasado 6 de mayo. Entonces, el activista portaba la distintiva gorra roja con la frase 'Make America Great Again' y se cubría con una manta que llevaba el nombre del presidente Trump.

"Para aquellos opositores que afirman que mi detención es una victoria por los 'derechos de los inmigrantes', engañan al público para que crean que nosotros, We the People Rising, somos antiinmigrantes", dijo Schaper en un comunicado enviado a Univision Noticias.

El activista denunció que su teléfono celular había sido confiscado por la Policía de Huntington Park.

Él afirma que en los últimos dos años se ha dedicado a exponer los comportamientos "corruptos e injustos" del gobierno de esa localidad y subrayó que "el crimen más flagrante" ha sido la designación de dos "indocumentados" a comisiones de dicho municipio.

"Nos oponemos a la inmigración ilegal, pero apoyamos en pleno a los inmigrantes, aquellos que entran legalmente a nuestro país. Para el verdadero rostro del racismo, mira a los activistas 'Mexica', de 'La Raza' y a los 'supremacistas morenos' que quieren socavar la soberanía de Estados Unidos", puntualizó.


Vea también:


En fotos: Incidentes de acoso y crímenes de odio tras la elección de Donald Trump

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés