Fugitivos

Agresor sexual considerado "la peor pesadilla para una mujer" está ahora entre los 10 más buscados del FBI

Greg Alyn Carlson, de 46 años, fue acusado de violación y robo armado por un crimen ocurrido en Los Ángeles en el verano de 2017, aunque las autoridades señalan que cometió otras agresiones sexuales desde 2003. El fugitivo ha sido visto en al menos cuatro estados y las autoridades ofrecen una recompensa de 100,000 dólares a quien proporcione información que conduzca a su captura.
27 Sep 2018 – 5:43 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.– Tras seguirle la pista durante un año en California, Carolina del Sur, Alabama y Florida, la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) decidió agregar a un presunto depredador sexual que tiene una acusación pendiente en Los Ángeles a su lista de los 10 fugitivos más buscados y ofreció una recompensa de 100,000 dólares a quien proporcione información que conduzca a su captura.

Greg Alyn Carlson, de 46 años, fue acusado de agresión sexual y robo armado en el área de Los Ángeles en el verano de 2017. El FBI advierte que está armado y dispuesto a todo para evitar su arresto. Así lo demostró en noviembre, cuando protagonizó una persecución a alta velocidad con la Policía en Alabama y lo tuvieron que dejar escapar porque sus maniobras tras el volante representaban un riesgo para el público.

"Este hombre es la peor pesadilla para una mujer. Él irrumpe de noche y ataca violentamente a sus víctimas", alertó Scott Garriola, agente del equipo del FBI en Los Ángeles encargado de buscar prófugos. "Este individuo es una seria amenaza para la comunidad (…) Los investigadores también lo vincularon a través de muestras de ADN con agresiones sexuales que datan de 2003", agregó el oficial federal.

El FBI detalló que el 13 de julio de 2017 Carlson cometió un robo en Los Ángeles y trató de violar a una mujer usando su arma. Dos meses después, el sospechoso fue arrestado por la Policía de esta ciudad y permaneció detenido durante tres semanas, pero salió libre pagando una fianza. Fui así cómo logró huir.

Las autoridades señalan que este hombre pudo llegar a una casa de su familia en la ciudad de Mount Pleasant, en Carolina del Sur, a 2,500 millas de Los Ángeles, y se fue de la vivienda con una pistola robada, un auto rentado y una gran cantidad de dinero en efectivo.

En noviembre fue visto en la ciudad de Hoover, Alabama, donde la Policía no logró arrestarlo. Una semana después, fue rastreado en las ciudades de Jacksonville y Daytona Beach, en Florida.

"Él está familiarizado con Florida, pero podría estar en cualquier lado", dijo el agente Garriola y agregó que el hombr "tiene mucho dinero en efectivo y ha demostrado que no se entregará".

Al momento, los investigadores no han logrado determinar cómo ha ido gastando el dinero que lleva, ni han podido elaborar un patrón de comportamiento que anticipe sus movimientos. Tampoco se sabe si ha trabajado en algún lugar para ganar dinero, pues se sabe que en un tiempo él se dedicó a la actuación.

Carlson, quien anteriormente vivía en Redondo Beach, California, viajaba en un auto alquilado Hyundai Accent 2017 color blanco, de cuatro puertas y con placas NKI-770 de Carolina del Sur. Mide 5.11 pies y pesa unas 170 libras. Es blanco, el color de su cabello castaño y gris, de ojos verdes. Sus alias son 'Greg A. Carlson' y 'Greg Alym Carlson'.

Es uno de los pocos criminales en la lista de los más buscados del FBI que no es acusado de asesinato, pero se advierte que es un individuo violento que estaría en posesión de una pistola robada.

Los detectives no descartan que haya logrado escapar al extranjero. Pero la agencia confía en que poner a Carlson en su principal lista de prófugos agilizará su detención.

"Mi esperanza es que su foto sea vista por muchos en Internet, en todos los celulares, en todos los periódicos y en los televisores del mundo hasta que lo atrapen", dijo Paul D. Delacourt, el subdirector a cargo de la oficina de campo del FBI en Los Ángeles.

Quien tenga información sobre la ubicación de este fugitivo puede llamar al teléfono del FBI: (888) 226 8443 o la Policía de su localidad. Las víctimas de Carlson que no hayan denunciado deben llamar a la División de Robos y Homicidios de la Policía de Los Ángeles, al (213) 486-6910.

Mira también:



En fotos: Estos son los fugitivos más buscados de Los Ángeles

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:FugitivosFBILos AngelesPolicíaViolaciones

Más contenido de tu interés