Corrupción

Acusan del robo de miles de cartas y paquetes a empleados del Servicio Postal en California

Una empleada tenía casi 50,000 cartas robadas en su domicilio y que tendrían que haberse entregado a los vecinos de Placentia.
28 Ago 2016 – 4:48 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Treinta y tres personas enfrentan múltiples cargos por el presunto robo masivo de cartas en casos que van desde malversación, hasta el hurto de miles de dólares en tarjetas de PayPal y cientos de celulares, enviados al sur de California a través del Servicio Postal de Estados Unidos (USPS).

Una de las personas involucradas tenía en su casa casi 50,000 cartas sin entregar a sus destinatarios en Placentia, según dio a conocer el Departamento de Justicia.

Las autoridades emitieron órdenes de arresto contra seis personas tras una operación organizada por el repunte de robo de correspondencia, indicó la fiscal federal por el Distrito Central de California, Eileen M. Decker.

Los 33 implicados enfrentan 28 casos, más de la mitad de ellos por supuesto robo o posesión de correspondencia. Los sospechosos son empleados y contratistas del USPS. Otros casos son por conspiración, malversación, fraude bancario y declaraciones falsas.

Uno de los implicados en las irregularidades es el expresidente del sindicato Mail Handlers Union, Jarol García, de 33 años, a quien se le imputaron cargos por conspiración y robo de correspondencia.

García trabajó como repartidor en el Centro de Entrega y Distribución de Moreno Valley y se le acusa de robar teléfonos celulares que llegaban en paquetería al centro para comercializarlos después de intentar cambiarlos en internet.

De acuerdo a la acusación, García llegó a poseer 166 teléfonos robados del correo en 2015.

Otro caso que está bajo investigación es el del repartidor Norman A. Muschamp, de 48 años, a quien se le acusa de aprovechar su puesto en el USPS para identificar a paquetería en la que se ordenaron tarjetas de prepago de la plataforma de transacciones digitales PayPal.

Primero enviaba la correspondencia a una dirección inexistente en su ruta y después cambiaba las tarjetas de débito por dinero con otras personas implicadas en la conspiración, según la investigación. Las autoridades no tienen una cifra específica del monto robado, pero se estima que sean cientos de miles de dólares.

En el domicilio de otra repartidora, Sherry Naomi Watanabe, de 48 años, los investigadores descubrieron 48,000 piezas de correspondencia de usuarios en el área de Placentia.

De acuerdo con la acusación, Watanabe enfrenta cargos por retrasar y acumular corrrespondencia que le confiaron para ser entregada.

Lea también:


Más contenido de tu interés