null: nullpx
Niños

“Yo no quiero que desconecten a mi bebé”: La súplica de una madre cuyo hijo está luchando por su vida

El bebé Nick, de 10 meses, sostiene una lucha entre la vida y la muerte, conectado a un respirador artificial después de sufrir un accidente en la tina de su casa, aspiró agua y tuvo que ser internado al perder el conocimiento.
30 Sep 2020 – 02:18 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

HOUSTON, texas. - El bebé Nick, de 10 meses, sostiene una lucha entre la vida y la muerte, conectado a un respirador artificial después de sufrir un accidente en la tina de su casa, cayó boca abajo, aspiró agua y tuvo que ser internado al perder el conocimiento.

Kevin Acevedo, abogado que representa a la familia indicó que el hospital ha dicho a los padres que tendrán que desconectarlo.

"Nick está sobreviviendo con máquinas respiradoras pero su corazón está saludable, está vivo, el problema es que no están detectando actividad cerebral por lo tanto los doctores quieren desconectarlo", señaló. Los padres del menor piden a la institución médica que se realicen los procesos correctamente.

"Baby Nick tiene cuatro hermanitos, dos papás que lo adoran, tiene 10 meses, es hijo de una familia latina, mexicana que aman este país, baby Nick sufrió un accidente hace 5 días y está luchando por su vida, con 10 meses de vida, está luchando con lo que tiene, con el corazón", asegura el abogado.

A través de las redes sociales la madre del menor ha pedido a sus amigos y a la comunidad apoyar a su hijo, ya que no aceptan la decisión del hospital.

"Yo no quiero que desconecten a mi bebé y este hospital se niega a darle más tiempo. Yo se que mi bebé está aquí, yo lo siento pero el hospital se niega a darle más tiempo. ¿Qué hago Dios mío? ¿qué hago?", publicó Patty.

El abogado señala que no están dispuestos a aceptar la decisión sin que se siga un proceso: "El hospital le ha dicho a los papás que no hay nada más que hacer, que ya lo deben desconectar de las máquinas que lo mantienen vivo y nosotros le estamos diciendo al hospital, ¿por qué hay tanta prisa?, ¿por qué no pueden esperar 24, 48 horas?, ¿por qué no darle más tiempo para que Nick pueda recuperarse?" se preguntan.

De acuerdo con el abogado la ley en Texas indica que cuando un niño está conectado a un respirador artificial se le deben dar 48 horas, después de ese plazo llevar la decisión a una junta, un comité ético para que tome la decisión de si el niño debe ser o no desconectado.

"Nosotros queremos que un ente independiente pueda evaluar esto, que un comité diga si el caso se está llevando correctamente", agrega Acevedo.

El defensor considera que el hospital no está siguiendo el procedimiento de manera formal y agrega que seguirán luchando por darle más tiempo y la oportunidad al pequeño de recuperarse.

Por su parte el hospital de niños de Texas emitió el siguiente comunicado:

"Si bien no podemos proporcionar detalles sobre el caso de un paciente en particular, lo que sí podemos compartir es que sabemos que las familias en este tipo de situaciones están pasando por lo inimaginable. Nuestros corazones están con todas las familias que tienen un hijo en el hospital. Texas Children’s se esfuerza por brindar la atención más compasiva y adecuada posible a cada paciente que atendemos".

Te puede interesar:

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:NiñosAguaTexasHoustonTexas

Más contenido de tu interés