null: nullpx
Abandono de Menores

Tres niños salieron de casa para pedir comida a un vecino y ahora su madre es buscada por abandono

Las autoridades están buscando a Lily Martínez, de 28 años, por el delito de abandono de menores y por poner en peligro a un niño luego de que sus hijos de 2, 7 y 10 años fueron encontrados solos en casa. Los oficiales que atendieron la denuncia hallaron la residencia sucia, el refrigerador vacío y al niño más pequeño con un pañal lleno de heces.
1 Feb 2019 – 3:48 PM EST

HOUSTON, Texas. - Una denuncia ciudadana condujo a oficiales del precinto 4 del condado Harris a una residencia en el norte de Houston donde hallaron a tres niños de 2, 7 y 10 años solos, sin nada que comer y en medio de suciedad, según un reporte oficial.

El hallazgo de los menores ocurrió el 25 de enero y las autoridades aún no han podido localizar a la madre, una hispana de 28 años identificada como Lily Martínez, quien enfrenta cargos por abandono de menores y por poner en riesgo a un niño.

Los detectives que estuvieron en la residencia pudieron constatar que los niños llevaban varias horas sin la supervisión de un adulto y cuando intentaron contactar por teléfono a Martínez, no obtuvieron respuesta. La mujer se comunicó algún tiempo después con su hijo mayor y le dijo que pronto regresaría, pero no fue así.

Luego de varias horas en la escena sin que la mujer se hiciera presente, los oficiales decidieron llamar al padre de los menores, quien llegó a la casa a la casa desde su trabajo y declaró que no sabía que los niños estaban solos. El hombre indicó, además, que su pareja con frecuencia se ausenta de la casa y no sabe sobre su paradero.

Un representante del Servicio de Protección al Menor fue notificado de los detalles del caso y luego los menores fueron dejados bajo la custodia del padre.

Algunos testigos entrevistados por las autoridades indicaron que esta no era la primera vez que la mujer dejaba sin supervisión a sus hijos.

En documentos judiciales se lee que los tres pequeños salieron de la casa y fueron a tocar la puerta de un vecino diciendo que no habían comido. Cuando los investigadores llegaron a la casa, constataron que el refrigerador estaba vacío y que el niño más pequeño tenía su pañal lleno de heces.

Te puede interesar:

En fotos: La "conducta depravada" de los Turpin y el infierno que padecieron sus 13 hijos

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés