null: nullpx
Tiroteos

Por qué nadie sospechó que Dimitrios Pagourtzis atacaría a su escuela en Texas

Las autoridades identificaron al estudiante de 17 años como el sospechoso principal de la tragedia en la que han muerto 10 personas. Sus compañeros lo describen como un chico con sentido del humor, que se vestía de negro, pero que no llamaba la atención.
18 May 2018 – 3:57 PM EDT

Dimitrios Pagourtzis, el sospechoso de la masacre de este viernes en una escuela en Santa Fe, Texas, no era una persona de interés para las autoridades. No tenía antecedentes criminales, era un buen estudiante, amable con sus compañeros de clase y disfrutaba jugar al fútbol, según distintos testimonios.

Pero esa sensación duró hasta este viernes, cuando entró a la secundaria con un revólver calibre .38 y una escopeta escondida bajo su abrigo negro y que luego disparó contra todos. Diez personas murieron tras su inesperado ataque cuando apenas comenzaba la jornada: eran las 7:45 de la mañana. Otras 10 resultaron heridas en la masacre escolar más letal desde la tragedia de Parkland.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, desveló detalles de Pagourtzis en una rueda de prensa. Explicó que en su computador, en su celular y en cuadernos hallados por las autoridades advertía de que quería cometer el tiroteo y después suicidarse.


Las autoridades hallaron explosivos dentro y fuera de la escuela, así como bombas caseras y otra hecha con una olla de presión en su casa y en un auto. Junto a él, otro estudiante de 18 años fue detenido, pero de este no se conocen detalles.

Para el gobernador de Texas la diferencia de Pagourtzis con los atacantes de otros tiroteos, como el de Parkland y Surtheland Springs, es que no dio señales de alerta: "Su hoja de vida está muy limpia". La única, que no fue detectada sino hasta este viernes, estaba en su cuenta de Facebook –que fue cerrada–, donde publicó imágenes de una camisa con el mensaje "nacido para matar".

En otras prendas que se ven en fotos en su cuenta de la red social hay insignias fascistas, comunistas y nazis colgadas. Incluso se puede ver el abrigo bajo el que el estudiante escondió la escopeta que usó para cometer la masacre.

En una declaración jurada hecha por Pagourtzis y citada por medios, el joven admitió su culpabilidad y dejó por escrito que "no disparó a los estudiantes que le caían bien para que su historia pudiera ser contada".

"Era muy amable y hacía chistes"

Los compañeros de Pagourtzis, quien cursaba el penúltimo grado de la secundaria, lo describen como un chico con sentido del humor, que acostumbraba a vestir de negro y no llamaba la atención.


Una estudiante de Santa Fe High School llamada Grace Johnson, contó a Univision Noticias a través de mensajes de Twitter que Dimitrios estaba en su clase de ciencias forense: "Era muy amable y siempre hacía chistes".

"Nunca le hablé mucho realmente", relató Johnson, "pero quizás si lo hubiera hecho, hubiera podido haber prevenido esto. Sí, se viste de negro, pero así era él. Solo como un chico 'goth', supongo. Sus amigos le hacían chistes de: 'Dimitri, para de vestirte como alguien que atacaría una escuela', y él se reía y se lo tomaba a la ligera. Dispararle a adolescentes inocentes nunca es la respuesta al dolor de nadie, pero yo también quiero saber qué lo llevó a hacer esto".


"Rezo por Dimitri. Siempre fue dulce y gracioso en clase. Así no es como se debe manejar la rabia, pero ojalá le hubiera podido haber dicho algunas palabras amables para quizá haber prevenido esto", dijo Johnson en Twitter.

Juliette Rachele, de 17 años, contó al diario The Washington Post que el sospechoso del ataque había sido el mejor amigo de su novio. Lo describió como tranquilo, pero apasionado; gracioso y al mismo tiempo penoso cuando se encontraba con gente desconocida.

Aseguró que a él y a sus amigos les gustaba el rock pesado. Recordó además que era un amante de la historia y por eso las medallas que colgaba en su abrigo negro: "Le gustaba mucho la Segunda Guerra Mundial... Estaba fascinado con los alemanes solo porque le gustaban las diferentes armas que tenían, le parecía que lucían bien".

Contó que empezó a utilizar el abrigo negro donde escondió las armas apenas semanas antes del tiroteo de Parkland. Recuerda que incluso sus compañeros bromeaban al asegurar que Pagourtzis lucía como los atacantes del tiroteo de la escuela Colombine. El joven se rió; todos se rieron, dijo Rachele en su testimonio, que coincide en esta anécdota con el de Johnson.

Según The Associated Press, Pagourtzis, era miembro del equipo de fúbol de la escuela y de un grupo de baile de una iglesia griega ortodoxa local. Un estudiante de 16 años que dijo ser su amigo dijo que "le interesaban las armas y los video juegos de simulación de guerra", pero que nunca había hablado de matar a nadie.

Dustin Severin, de 17 años, contó a la televisora local KPRC-TV que vio a Pagourtzis en el corredor en la escuela antes del tiroteo portando su "ropa de siempre".

En fotos: Autoridades atienden a las víctimas de un tiroteo en una secundaria de Texas

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:TiroteosEducaciónLocal

Más contenido de tu interés